domingo, 7 de agosto de 2011

"Aquí había un lago" (En defensa del lago Titigaga)


                                      Cuentan
                                    las gentes
                                  de la cuenca
                                del Titigaga, que
                              allí había un hermoso
                            lago en cuyas orillas vi-
                          vían en paz y armonía per-
                        sonas que no conocían la mal-
                      dad. Los dioses se sentían feli-
                    ces con estos seres por su buen co-
                  razón y les permitían la más absoluta
                libertad con una condición "No buscar en
              el fondo del lago el Tesoro Sagrado". Duran-
            te mucho tiempo, los hombres no pensaron en
          infringir esta orden de los dioses. Mas un ser ma-
        ligno se presentó en el lugar y tentó a los habitantes
      diciéndoles que no soportaba ver como vivían en esas
    condiciones, y les pidió que probaran su coraje yendo a
  buscar el Tesoro Sagrado al fondo del lago. Empezaron ellos
 a sacar agua y cuando lo hubieron vaciado, vieron con sorpre-
 sa que en su fondo no había nada y comprendieron demasiado
 tarde que el Tesoro Sagrado era su agua. Los dioses decidie-
 ron exterminar a esos hombres por su maldad y de las rocas
   salieron miles de pumas que les devoraron mientras ellos
      pedían al demonio que les socorriera. Sólo un hombre y
          una mujer se salvaron escondiéndose en una gruta.
            Cuando la abandonaron, el hombre y la mujer no
              creían a sus ojos: bajo el cielo azul y puro es-
                taban en medio de un inmenso páramo En-
                    tonces se pusieron a llorar hasta hoy,
                        pero hacen falta muchas lágri-
                            mas para volver a llenar
                                        un lago.

                        ¡SALVAD EL LAGO TITIGAGA!

                      Pedro Casas Serra (07-08-2011)

2 comentarios:

  1. ¡Hola Pere!, me gusta, me gusta tu ejercicio poético-literario jugando con el recorrido de letras, frases, signos de puntuación y versos con que nos deleítas en esta ocasión.
    En un principio he pensado que te habías equivocado con el nombre del lago (Titicaca). He mirado en las entradas de la "red diabólica" y existe el lago que mencionas (no tengo claro que sea el mismo)...lago Titigaga= lago de los pumas de piedra.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Celebro que te haya gustado, Joseba. Se trata del mismo lago, parece que Titigaga es su nombre autóctono.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar