viernes, 20 de abril de 2018

La rueda

Cinco, cuatro, tres...
Hoy te contaremos
el mundo al revés.

Del cielo caen flores,
y por la noche ríen
los ruiseñores.

Corre, corre, borriquito,
baja la cuesta que lleva
a la casa de Pedrito.

Las nubes de caramelo,
las casas de chocolate...
y los pasteles, al vuelo.

Abre la mano
que pasa el tren.
Si la cierras, se estrellará.

Cuando estoy cansado, bailo,
y así, si duermo,
me distraigo.

Siete por siete, veintisiete.
Menos uno, diez.
Y llevo tres.

Los domingos a la escuela,
y el resto de la semana
a jugar con tía Manuela.

¿Quién está a tu espalda?
Si dices su nombre,
no te pillará.

Pedro Casas Serra

jueves, 19 de abril de 2018

Lluvias

Hay lluvias tan dulces, finas y delicadas, como si todos los "putti", desde las nubes, hiciesen pipí.
Otras, sin embargo, son tan escandalosas, como si hubiesen sacado el tapón a la bañera del cielo.

Pedro Casas Serra

martes, 17 de abril de 2018

Mnemosine y Zeus hablan de Erato

-Esta niña me preocupa, Zeus. Siempre tan callada, como en las nubes, no se parece en nada a sus hermanas, ¿tú crees que la sacaremos adelante?

- No te preocupes, mujer, ninguna de nuestras hijas se parece. A Calíope no hay quien la haga callar mientras que Clío es estudiosa. Euterpe cantando todo el día y Talía hecha una comedianta. Urania siempre entre números y Melpómene quejándose. A Terpsícore se le van los pies y Polimnia creo que va para monja.

-Sí, tienes razón, querido, pero Erato es diferente. ¿Crees que tiene futuro? ¿Para qué puede servir una niña que llora por nada y se pasa las horas cazando moscas? Siempre parece estar en Babia. ¿Conseguiremos hacer algo con ella?

Pedro Casas Serra

Más linda que el sol

A mi hija, Escarlata Casas Román

Yo tenía una niña más linda que el sol:
volábamos cometas en la playa,
corríamos carreras con nuestra perra,
tirábamos bastones para que nos los devolviera,
construíamos castillos con un cubo y una pala,
mojábamos los pies si hacía buena orilla,
jugábamos a escondernos por las dunas tras los matorrales,
cogíamos flores y formábamos ramos,
sembrábamos nuestras huellas en la arena,
veíamos pasar barcos, nubes, pájaros,
imaginábamos ballenas en el horizonte...

Pero vino un pirata y se la llevó.

Pedro Casas Serra (07-03-2013)


lunes, 16 de abril de 2018

"ELS DONS" de Pere Rovira (Contra la mort, 2011)

ELS DONS

¿Què donaries més per un amor de vell,
per un amor que ja s’escapa de la pell?
¿Què més em pots donar, si no has deixat marcir
les teves flors del bé, si ets bona com el vi?

Per negar la ruïna, els dolors, la ceguera,
lliguem les nostres boques amb nusos de foguera
i amb les puntes dels dits deslliguem el desmai;
el plaer és una llengua que no ens ha mentit mai,
els llavis secs i freds només hi estan per fora,
la sang i el pensament encara ens van alhora,
el desig s’alimenta del que la força perd.

I si una mala nit em sents el cos inert
(és un rellotge antic, de vegades s’avança,
o s’atura i fa el mort), aviva l’esperança:
el meu amor no entén la paraula morir;
per estimar-te sempre, no em necessita a mi.

Pere Rovira (Contra la mort, Edicions Proa, Barcelona 2011)
 

LOS DONES

¿Qué más darías por un amor de viejo,
por un amor que ya se escapa de la piel?
¿Que más me puedes dar, si no has dejado marchitar
tus flores del bien, si eres buena como el vino?

Para negar la ruina, los dolores, la ceguera,
atamos nuestras bocas con nudos de hoguera
y con las puntas de los dedos desatamos el desmayo;
el placer es una lengua que no nos ha mentido nunca,
los labios secos y fríos solo lo están por fuera,
la sangre y el pensamiento todavía nos van al unísono,
el deseo se alimenta de lo que pierde la fuerza.

Y si una mala noche me notas el cuerpo inerte
(es un reloj antiguo, a veces se adelanta,
o se para y se hace el muerto), aviva la esperanza:
mi amor no entiende la palabra morir;
para amarte siempre, no me necesita a mí.

Pere Rovira (Contra la mort, Edicions Proa, Barcelona 2011)
(Versión de Pedro Casas Serra) 

domingo, 15 de abril de 2018

"LA VEU" de Pere Rovira (Contra la mort, 2011)

LA VEU

¿Qué ens diria una veu que fos veu de tots dos?
¿Es creuria que és nova i diria l’amor
en plural singular? ¿Al vent el donaria,
mercantil, pregonera, subhastant alegria?
¿O seria, secreta com l’aigua subterrània,
un fil de gotes negres i música de plata
repetint molt fluixet que no cal dir res més,
i l’eco degotant, insistint res més, més?

Les veus, vi de les ànimes, bevent-se l’una a l’altra,
buscant l’ebrietat per no sentir com brama
la pressa de la terra; la silenciosa veu
dels nusos de les llengües, lligada com la creu,
perquè no diguem mai les paraules tisores
que tallen el fervor i separen les boques.

Veu que recordaràs els noms vius de les coses,
callant sota el perfum de les roses.

Pere Rovira (Contra la mort, 2011)


LA VOZ

¿Qué nos diría una voz que fuera la voz de los dos?
¿Se creería que es nueva y diría el amor
en plural singular? ¿Lo daría al viento,
mercantil, pregonera, subastando alegría?
¿O sería, secreta como el agua subterránea,
un hilo de gotas negras y música de plata
repitiendo flojito que no hace falta decir nada más,
y el eco goteando, insistiendo nada más, más?

Las voces, vino de las almas, bebiéndose una a otra,
buscando la ebriedad para no oír como brama
la prisa de la tierra; la silenciosa voz
de los nudos de las lenguas, atada como la cruz,
para que no digamos nunca las palabras tijeras
que cortan el fervor y separan las bocas.

Voz que recordarás los nombres vivos de las cosas,
callando bajo el perfume de las rosas.

Pere Rovira (Contra la mort, 2011)
(Versión de Pedro Casas Serra)

sábado, 14 de abril de 2018

"FUGA" de Pere Rovira (Contra la mort, 2011)

FUGA

Feliç el que té ales a la sang
i, dintre de la música secreta,
melodia reclosa de la carn,
va per l’íntima nit, amb les estrelles

de les hores més altes governant
el seu vol. I feliç el que s’eleva,
lluny del cau llòbrec de la soledat,
a sentir l’altra música primera:

el que es perd per camins de venes blaves
i troba la celística d’un nom
que l’espera cantant. Feliç la llum

que llepa l’encegat, felices ales
dels dits i les carícies. Feliç rumb
que va al plaer més fort i no sap com.

Pere Rovira (Contra la mort, 2011)


FUGA

Feliz el que tiene alas en la sangre
y, dentro de la música secreta,
melodía recluida de la carne,
va por la íntima noche, con las estrellas

de las horas más altas gobernando
su vuelo. Y feliz el que se eleva,
lejos de la madriguera lóbrega de la soledad,
para oír la otra música primera:

el que se pierde por caminos de venas azules
y encuentra el resplandor de un nombre
que lo espera cantando. Feliz la luz

que lame al cegado, felices alas
de los dedos y las caricias. Feliz rumbo
que va al placer más grande y no sabe cómo.

Pere Rovira (Contra la mort, 2011)
(Versión de Pedro Casas Serra)