viernes, 31 de diciembre de 2010

Pentitevi, fratelli!

Corría el año 9-9-9
y el pánico cundió en la cristiandad
cuando se difundió la novedad
que caerían diez de cada nueve.

Y a finales del Siglo XIX
tríos de críos de muy corta edad
"El Anticristo viene de verdad"
decían sin hacer prueba del nueve.

¡No eran iluminados esos tíos
que proclamaban tal insensatez
como la propia cola muerde el pez!

Pero escuchad mi voz: ¡Arrepentíos
hermanos!, que ya llega 2010,
va a la vencida la tercera vez.

Pedro Casas Serra (12-12-2009)

jueves, 30 de diciembre de 2010

Incidente

Ráfagas de luz iluminan una sombra.
Pero... ¿donde está el cuerpo?
Manchas secas de sangre explican lo ocurrido.

Pedro Casas Serra (13-06-2009)

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Las 4 estaciones de P.C.S.

Es primavera,
mi pequeña cometa
baila en el cielo.

***

Verano ansiado,
en el mar introduzco
mi cuerpo blanco.

***

Llegó el otoño,
encierro mis sandalias
en el armario.

***

Invierno gélido,
brotan entre mis dedos
los sabañones.

Pedro Casas Serra (13-05-2009)

martes, 28 de diciembre de 2010

"Una niñita tira del mantel" de Wislawa Szymborska

Desde hace más de un año se está en este mundo,
y en este mundo no todo se ha examinado
y puesto bajo control.

Ahora a prueba están las cosas
que no pueden moverse solas.

Hay que ayudarlas en eso,
correrlas, empujarlas,
cogerlas de un lugar y trasladarlas.

No todas quieren, por ejemplo el armario,
la cómoda, la inflexible pared, la mesa.

Pero ya el mantel sobre la testaruda mesa
-si se lo agarra bien de las orillas-
muestra disposición al viaje.

Y sobre el mantel los vasos, los platitos,
una jarrita con leche, cucharitas y un tazón
hasta tiemblan de ganas.

Muy interesante,
qué movimiento elegirán
cuando ya se agiten en el borde:
¿recorrido por el techo?
¿vuelo alrededor de la lámpara?,
¿salto a la ventana y de ahí a un árbol?

El señor Newton no tiene aún nada que ver con eso.
Que mire desde el cielo y agite los brazos.

Esta prueba tiene que hacerse.
Y se hará.

Wislawa Szymborska. De Instante (2004)

lunes, 27 de diciembre de 2010

Corazón dormido

Dime, corazón dormido,
¿quién me despertará?
¿cuándo, con su carcaj y sus flechas,
vendrá mi amigo?

- Embárcate, marinero,
que no serás el primero,
pero, si Amor te acompaña,
sí el último.


Sus brazos son mi barco,
navego seguro en él,
su sonrisa mi divisa,
la enseña de mi bajel.

Sus besos me arrastran,
como los vientos alisios,
de un extremo a otro
de mi paraíso.

Pedro Casas Serra (23-03-2009)

domingo, 26 de diciembre de 2010

Dos cuerpos

Somos dos cuerpos que se abrazan.
Mientras sigamos abrazados, seguiremos vivos.
Si nos separamos, nos disolveremos en el vacío.

Pedro Casas Serra (16-01-2008)

sábado, 25 de diciembre de 2010

A la orillita del mar...

A la orillita del mar
estoy con mi amor jugando;
yo le acabaré besando
si el me comienza a besar.

Si el me comienza a tocar,
yo le acabaré tocando;
a la orillita del mar
estoy con mi amor jugando.

Luna, te vas a ocultar
por no seguirnos mirando;
yo le acabaré abrazando
si el me comienza a abrazar.
A la orillita del mar.

Pedro Casas Serra (17-10-2007)

jueves, 23 de diciembre de 2010

"Nadal " de Joan Salvat-Papasseit

A Emili Badiella

Sento el fred de la nit
i la simbomba fosca.
Així el grup d'homes joves que ara passa cantant.
Sento el carro dels apis
que l'empedrat recolza
i els altres qui l'avencen, tots d'adreça al mercat.
Els de casa, a la cuina,
prop del braser que crema,
amb el gas tot encès han enllestit el gall.
Ara esguardo la lluna, que m'apar lluna plena;
i ells recullen les plomes,
i ja enyoren demà.
Demà posats a taula oblidarem els pobres
-i tan pobres com som-.
Jesús ja serà nat.
Ens mirarà un moment a l'hora de les postres
i després de mirar-nos arrencarà a plorar.

Joan Salvat-Papasseit



Navidad

Siento el frío nocturno
y la oscura zambomba.
Como el grupo de jóvenes, que ahora pasa cantando.
Siento el carro de apios
que apoya en la calzada
y los otros que pasan, todos hacia el mercado.
Mi gente, en la cocina,
junto al brasero ardiendo,
con el gas encendido han preparado el gallo.
Miro ahora la luna, que me parece llena;
ellos barren las plumas
y ya añoran mañana.
En la mesa, mañana, no existirán los pobres
-¡y tan pobres que somos!-.
Jesús ya habrá nacido.
Nos mirará un instante al llegar a los postres
y después de mirarnos arrancará a llorar.

Joan Salvat-Papasseit

(versión de Pedro Casas Serra)

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Un soneto para Juliana

Un soneto me manda hacer Juliana,
poniéndome el de Lope por modelo,
jamás tan lejos ví yo de mí el cielo
como en tan claro día esta mañana.

No me trates tan mal, dulce Juliana,
no me quieras hundir, que yo te quiero,
por eso de tu boca sólo espero
la dulce miel de la flor más temprana.

Ya que hacerte me mandas un soneto,
no me impongas a Lope por modelo,
deja mi inspiración brotar del cielo.

Que teniendo yo en tí mi amor secreto,
para nada de Lope flores quiero,
pues con las mías sólo amor espero.

Pedro Casas Serra (07-06-2007)

martes, 21 de diciembre de 2010

"Para Sempre" de Carlos Drummond de Andrade

Por que Deus permite
que as mães vão-se embora?
Mãe não tem limite,
é tempo sem hora,
luz que não apaga
quando sopra o vento
e chuva desaba,
veludo escondido
na pele enrugada,
água pura, ar puro,
puro pensamento.

Morrer acontece
com o que é breve e passa
sem deixar vestígio.
Mãe, na sua graça,
é eternidade.
Por que Deus se lembra
- mistério profundo -
de tirá-la um dia?
Fosse eu Rei do Mundo,
baixava uma lei:
Mãe não morre nunca,
mãe ficará sempre
junto de seu filho
e ele, velho embora,
será pequenino
feito grão de milho.

Carlos Drummond de Andrade




Para Siempre

¿Por qué Dios permite
que las madres marchen?
En Madre no hay límite,
es tiempo sin hora,
luz que no se apaga
cuando sopla el viento
y cae la lluvia,
terciopelo oculto
en piel arrugada,
agua y aire puros,
puro pensamiento.

Morir acontece
si se es breve y pasa
sin dejar vestigio.
La Madre, en su gracia,
es eternidad.
¿Por qué Dios se acuerda
- misterio profundo -
de quitarla un día?
Rey fuera del Mundo,
y diera una ley:
La Madre no muere,
la madre persiste
cerca de su hijo
y él, aunque sea viejo,
se hará pequeñito
cual grano de mijo.

Carlos Drummond de Andrade
(versión de Pedro Casas Serra
)

lunes, 20 de diciembre de 2010

Nadie sabe lo que nadie sabe

Hablan de sonrisas, de luces brillantes,
de bailes, de risas, de amor...
pero nadie sabe lo que nadie sabe.

Levantan altares, emprenden novenas,
hacen caridades, sufren penitencias...
cuando nadie sabe lo que nadie sabe.

No importa que lloren, que crucen los dedos,
que luzcan sombrero, que corran...
porque nadie sabe lo que nadie sabe.

Ahí, donde por fin despertarán...
¿habrá flores? ¿habrá ríos? ¿habrá pájaros?
¿O envueltos en la noche seguirán?

Al fin y al cabo,
nadie sabe lo que nadie sabe.

Pedro Casas Serra (11-02-2007)

domingo, 19 de diciembre de 2010

"Si m'haguessis fet néixer gra de blat..." de Màrius Torres

Si m'haguessis fet néixer gra de blat,
que seria senzill d'arribar a ser una espiga!
Llucar, créixer, florir en l'aire assolellat,
entre olivers, en una terra antiga.

Si m'haguessis fet néixer raig de llum,
d'aquesta llum, Déu meu, que a tu no t'enlluerna,
m'hauria estat donat de no triar el meu rumb:
el meu destí fóra una recta eterna.

Però m'has creat home, fecund, fort.
Has obert un camí a la meva mesura,
i a cada instant he de buscar l'estel del nord
en la nit nostra, viva, però obscura.

Tinc por -tinc confiança. Servitud
no hi hauria més dura que la del home lliure
si, tant més fatigat com més s'hagués perdut,
pogués perdre el repòs del teu somriure.

Màrius Torres



¡Si me hubieras creado una simiente,
qué sencillo sería llegar a ser espiga!
Brotar, crecer, florar en el aire soleado,
entre olivos, en una tierra antigua.

Si me hubieras creado rayo-lu z,
del que, Dios mío, a tí no te deslumbra,
me habría sido dado el no elegir mi rumbo:
mi destino sería rectilineo.

Pero me has hecho hombre, fértil, fuerte.
Has abierto un camino a mi medida,
y a cada instante he de buscar mi estrella
en nuestra noche, viva, pero oscura.

Tengo miedo -confianza. Servidumbre
no habría más dura que la del hombre libre
si, más cansado cuanto más perdido,
el descanso perdiera de tu risa.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

sábado, 18 de diciembre de 2010

Sea... ¿qué?

Me sueño entre la gente de la Puerta
del Sol, arracimada para oír
sonar las campanadas de la media
noche. Tras el silencio que acompaña
a la caída de la bola que
anuncia el nuevo año, un gran estruendo
formado por los gritos del gentío
me despierta: ¡Qué seas...! Sea... ¿qué?

Pedro Casas Serra (18-12-2010)

viernes, 17 de diciembre de 2010

"Paraules de la mort" de Màrius Torres

Tu, jove moribund que ara m'has dit Amarga,
amargs són els teus llavis per comprendre el meu gust!
Si em trobessis al fons d'una vida més llarga,
quan em diries Dolça també fóres injust.

El meu sabor és fet de milions de vides
que ha apagat el meu bes, obscur en la fredor:
Astres, ànimes, déus. I ara que ets tu que em crides,
seré un instant amarga de la teva amargor...

Gran ocell de silenci, indiferent i muda
germana de la Nit, sobre la carn vençuda
el meu vol és profund i pàl.lid, però breu.

Calmo, amb dits de repòs, la seva última alarma;
però, més que l'angúnia, m'allunya d'aturar-me
la llum d'alba de l'àngel que ve darrera meu.

Màrius Torres



Palabras de la muerte

Tú, joven moribundo que me has llamado Amarga,
amargos son tus labios para entender mi gusto!
Si me hallaras al fondo de una vida más larga,
aún llamándome Dulce también fueras injusto.

Mi sabor está hecho de millones de vidas
que ha apagado mi beso, oscuro en la frialdad:
Astros, ánimas, dioses. Y ahora que tú me llamas,
seré un instante amarga de toda tu amargura...

Pájaro de silencio, indiferente y muda
hermana de la Noche, sobre carne vencida
es mi vuelo profundo, pálido, pero breve.

Con dedos de reposo, calmo su última alarma;
pero, más que el temor, me impide detenerme
la luz de alba del ángel que viene tras de mí.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

jueves, 16 de diciembre de 2010

"La torre" de Màrius Torres

El meu avi matern, que va tenir deu fills,
va fer, per a domar-los, una gran torre a l'horta.
Mig corral de pagès sense pany a la porta
i mig parc de senyors amb evònims i grills.

El jardí en el meu temps ja era vell. Acollia
amb una confiada paciència de ca,
enyoradís dels oncles que no jugaven ja,
tots els cosins de la segona dinastia.

La casa era molt dolça. Com un codony madur
que tingués nius als ràfecs i gats a la teulada.
Cada hivern es podria, ben tancada i barrada.

Ara que ja sóc gran, i seriós, i dur,
reveig uns balbadors, un pou, un hivernacle,
dibuixats en un blau decorat de miracle.

Màrius Torres



La torre

Mi abuelo materno, que tuvo diez hijos,
alzó, para domarlos, una torre en la huerta.
A medias un corral sin cerrojo en la puerta
y a medias un vergel con tejos y con grillos.

En mi tiempo el jardín ya era viejo. Acogía
con esa confiada paciencia de gran can,
añorado de tíos que no jugaban ya,
a mis primos hermanos, segunda dinastía.

La casa era muy dulce. Cual membrillo maduro
con nidos en aleros y gato en el tejado.
Se pudría en invierno, cerrada a cal y canto.

Ahora que ya soy grande, y serio, incluso duro,
recuerdo una fresquera, un pozo, un invernáculo,
pintados en azul vestido de milagro.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

miércoles, 15 de diciembre de 2010

"La sesta de l'hortolà" de Màrius Torres

Porta a la boca un brot de mareselva blanca,
de la que creix a la clamor de l'hort.
I somriu al vailet que saltarà la tanca
i li robarà els fruits quan sigui mort.

Màrius Torres


La siesta del hortelano

Lleva en la boca un brote de madreselva blanca,
de la que crece en el clamor del huerto.
Y sonríe al muchacho que saltará la cerca
y robará los frutos cuando él esté muerto.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

lunes, 13 de diciembre de 2010

"La sargantana" de Màrius Torres

Ella no em veu.
Passeja al meu entorn amb confiança
com si jo fos un roc. S'atansa,
-quasi m'espantes, cocodril pigmeu!
Si ara mogués el braç, o el peu,
com fugiria!
Però no em mouré pas.
Jo penso en tu, Senyor, potser algun dia
no t'he vist prou, de tan quiet que estàs.
Sargantana de mi, sota un cel massa ras!
Oh Déu meu, i en quin cau m'amagaria
si moguessis el braç?

Màrius Torres



La lagartija

Ella no me ve.
Pasea entorno a mi con confianza
cual si yo fuera una piedra. Se me acerca,
-casi me asustas, cocodrilo enano!
Si ahora moviera el brazo, o el pie,
¡cómo huiría!
Pero no lo haré.
Yo pienso en ti, Señor, quizá algún día
no te he visto bastante, de tan quieto que estás.
Lagartija de mí, bajo un cielo gastado!
Dios mío, en qué escondrijo me refugiaría
si movieras el brazo?

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

domingo, 12 de diciembre de 2010

"La ciutat llunyana" de Màrius Torres

Ara que el braç potent de les fúries aterra
la ciutat d'ideals que volíem bastir,
entre runes de somnis colgats, més prop de terra,
Pàtria, guarda'ns: -la terra no sabrà mai mentir.

Entre tants crits estranys, que la teva veu pura
ens parli. Ja no ens queda quasi cap més consol
que creure i esperar la nova arquitectura
amb què braços més lliures puguin ratllar el teu sòl.

Qui pogués oblidar la ciutat que s'enfonsa!
Més llunyana, més lliure, una altra n'hi ha, potser,
que ens envia, per sobre d'aquest temps presoner,

batecs d'aire i de fe. La d'una veu de bronze
que de torres altíssimes s'allarga pels camins,
i eleva el cor, i escalfa els peus dels pelegrins.

Màrius Torres



La ciudad lejana

Hoy que el brazo potente de las furias derriba
la ciudad de ideales que quisimos construir,
entre escombros de sueños, más cerca de la tierra,
Patria, guardános: -que ella no nos sabrá mentir.

Entre gritos extraños, que tu voz siempre pura
nos hable. No nos queda ningún otro consuelo
que creer y esperar la nueva arquitectura
con que brazos más libres puedan rayar tu suelo.

Quién pudiera olvidar la ciudad que se hunde!
Más lejana, más libre, alguna otra habrá
que envíe, por encima del tiempo prisionero,

latidos de aire y fe. La de una voz de bronce
que de torres altísimas se abra por los caminos,
eleve el pecho y calme nuestros pies peregrinos.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

sábado, 11 de diciembre de 2010

"Vora la mar, sobre l'arena clara..." de Màrius Torres

Vora la mar, sobre l'arena clara,
l'aigua mor als meus peus.
Mágica riu, i tremola, i encara
plena d'estranyes veus,

desvetlla al fons de la meva peresa
una llarga remor
d'onades mortes. Cançons de tristesa,
paraules de dolor,

crits de passió, recances antigues,
-solada del meu cor!-
Onada del record, quan et deslligues,
safir i porpra i or,

com la veu de l'aigua, única i vària,
venint de molt endins,
el meu passat ressona en la fondària
dels meus cargols marins.

Màrius Torres



Junto a la mar, sobre la arena clara,
muere el agua a mis pies.
Mágica tiembla y ríe, y todavía
llena de extrañas voces,

desvela en mi pereza, en lo más hondo,
un gran rumor
de olas muertas. Canciones de tristeza,
palabras de dolor,

chillidos de pasión, culpas antiguas,
-cosecha de mi pecho!-
Oleada del recuerdo, que al soltarse,
oro, zafiro y púrpura,

como la voz del agua, única y varia,
viniendo de muy hondo,
resuena mi pasado en lo profundo
de un caracol marino.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

viernes, 10 de diciembre de 2010

"He dit al meu cor, al meu pobre cor..." de Màrius Torres

J'ai dit à mon coeur, à mon faible coeur....
A. de Musset


He dit al meu cor, al meu pobre cor:
-¿No t'avergonyeix la teva feblesa?
La glòria, l'amor, la disbauxa, l'or,
¿no sabran temptar la teva peresa?-

He dit al meu cor, al meu pobre cor:
-Odia, colpeix, embriaga't, besa,
batega més fort, gran covard, o mor
ja per sempre més d'enuig i tristesa!

¿O potser ja ets mort, que ni saps què val
el cant d'un llaüt, l'esclat d'un punyal,
una clara nit, una rosa tendra?-

I el meu pobre cor, el meu cor m'ha dit:
- ¿Per què donar més cendres a l'oblit?-
I m'ha somrigut, vell, sense compendre.

Màrius Torres



Dije al corazón, a mi corazón:
-¿No te da vergüenza tu debilidad?
La gloria, el amor, la locura, el oro,
¿no sabrán tentar tu tibia pereza?-

Dije al corazón, a mi corazón:
-Detesta, apalea, embriágate, besa,
late más deprisa, gran cobarde, o muere
ya por siempre más de enojo y tristeza!

¿O acaso estás muerto, que ignoras qué vale
el si de un laúd, el no de un puñal,
una clara noche, una rosa tierna?-

Y mi corazón así contestó:
- ¿Para qué dar más ceniza al olvido?-
Y me sonrió, viejo e ignorante.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

jueves, 9 de diciembre de 2010

"Finestra" de Màrius Torres

Quan passa una oreneta, i dins meu hi ha un cel clar,
sembla que voli endins de la meva alegria;
però si passa quan dins meu no hi ha un bon dia,
ai, que lluny va!

Màrius Torres



Ventana

Si pasa un gorrión, y mi cielo está claro,
parece volar dentro de mi propia alegría;
pero si pasa cuando en mí no hay un buen día,
¡qué lejos va!

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

miércoles, 8 de diciembre de 2010

"Febrer 1937" de Màrius Torres

Els núvols són més blancs, el cel més pur.
Ara és temps de morir, que la vida es reforça.
El món, altra vegada despert davant l'atzur,
pressent càlidament que ha de tenir un futur
---- sempre el somni que precedeix la força!

Les branques d'ametller senten, sota l'escorça,
un moviment suau i obscur.

El trèvol ja verdeja a la ribera.
Ara és temps de morir, que la mort no és enlloc.
Tremola cada cosa de no saber què espera.
La neu assolellada llisca per la gelera.
Els torrents se'n nodreixen poc a poc.

Tot és tebi i frisós, com davançant el foc
de la próxima primavera.

Daurats migdies dels minvants d'hivern !
Ara és temps de morir, que la vida comença.
Com un foc invisible, meravellós, intern
sota la terra nua batega el crit etern
de la larva, l'arrel i la semença.

Així els antics, en gerres de rústega faiença,
guardaven el vi de Falern.

Màrius Torres



Febrero 1937

Las nubes son más blancas y el cielo es aún más puro.
Tiempo es de morir, pues la vida reemprende.
El mundo, una vez más despierto ante el azur,
presiente ardientemente que aún existe futuro
---- ¡siempre el sueño que precede la fuerza!
Las ramas del almendro notan, tras la corteza,
un agitar suave y oscuro.

El trébol ya verdea en la ribera.
Tiempo es de morir, pues la muerte no está.
Trémula toda cosa de ignorar que le espera.
La nieve soleada desliza en la ladera.
Los ríos se alimentan poco a poco.
Todo es tibio, anhelante, como avanzando el fuego
de la siguiente primavera.

¡Dorados mediodías menguantes del invierno!
Tiempo es de morir, pues la vida comienza.
Como un fuego invisible, maravilloso, interno
bajo la tierra nuda late el susurro eterno
de la larva, la raíz y la semilla.
Así antes, en jarras de áspera apariencia,
se guardaba el vino de Falerno.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

martes, 7 de diciembre de 2010

"En el silenci obscur d'unes parpelles closes..." de Màrius Torres

"La musique souvent me prend comme une mer!"
Baudelaire.


En el silenci obscur d'unes parpelles closes
que tanca l'Univers en el meu esperit,
la música s'enlaira. -Talment, en l'alta nit,
puja fins als estels el perfum de les roses.-

Ella, divina música!, en el meu cor petit
fa cabre l'infinit, trencades les rescloses,
i se m'emporta lluny dels Nombres i les Coses,
més enllà del desig, quasi fins a l'oblit.

Com les algues que avancen en el pit de les ones
entre el bleix de les aigües rítmiques i pregones,
jo vaig música endins, voluptuosament.

I mentre el món es perd, adormit a la platja,
jo somnio -perdut en l'estreta salvatge
dels llavis de l'escuma i dels braços del vent.

Màrius Torres



En el silencio oscuro de unos ojos cerrados
que cerca el Universo adentro de mi espíritu,
la música se eleva. -Así, en la alta noche,
sube hasta las estrellas el olor de las rosas.-

Ella, ¡divina música!, en mi pequeño pecho
aloja el infinito, partidas las esclusas,
y se me lleva lejos de Números y Cosas,
más allá del deseo, muy cerca del olvido.

Como algas que avanzan al seno de las olas
entre el soplo de aguas rítmicas y profundas,
voy entrando en la música, voluptuosamente.

Y mientras se va el mundo, durmiéndose en la playa,
sueño yo -extraviado en apretón salvaje
de unos labios de espuma y unos brazos de viento.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

lunes, 6 de diciembre de 2010

"El pont" de Màrius Torres

Només un arc. I quanta saviesa!
Empresona l'aigua. L'aigua que el besa.

Màrius Torres



El puente

Sólo un arco. ¡Y cuánta inteligencia!
Apresa el agua. El agua que lo besa.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

domingo, 5 de diciembre de 2010

"El combat dels poetes" de Màrius Torres

¿Qué esperes, esperit distès igual que un arc?
Joan Sales: "Amarint"


Poetes, com l'arquer que es dreça d'entre els morts
i, tibant el seu arc, encara espera vèncer,
en el combat obscur per la nostra remença
tibem els nostres arcs amb un suprem esforç.

Sagitaris damnats, la nostra ànima tensa
dobleguem. És la corda dolorosa que es torç
i paga, sota els dits implacables i forts,
el vol de les sagetes amb la seva sofrença.

Com més dur serà el braç i més potent el puny,
els àgils projectils arribaran més lluny
i serà més daurat el vi de la victòria.

I del nostre esperit, distès igual que un arc,
els versos volaran amb un impuls tan llarg
que es perdran en el cel inútil de la glòria.

Màrius Torres



El combate de los poetas

¿Qué esperas, espíritu distendido cual arco?
Joan Sales: "Amarint"

Poetas, como arquero que se alza entre los muertos
y, tensando su arco, aún espera vencer,
en el combate oscuro por nuestra redención
tensemos nuestros arcos con un supremo esfuerzo.

Sagitarios convictos, nuestra ánima tensa
doblamos. Es la cuerda penosa que se tuerce
y lanza, bajo dedos implacables y fuertes,
el vuelo de las flechas con su padecimiento.

Cuanto más duro el brazo y más potente el puño,
las ágiles saetas alcanzarán más lejos
y será más dorado, de la victoria el vino.

Y desde nuestro espíritu, distendido cual arco,
los versos volarán con impulso tan grande
que salvarán el cielo inútil de la gloria.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

sábado, 4 de diciembre de 2010

"El card" de Màrius Torres

Tardor de mil noucents trenta-sis. Un matí,
jo anava trist i sol. I un card em parlà així.
-No temis. A l'hivern, quan les herbes mesquines
sentiran sota el glaç calcigar-se el seu cos,
pensa en mi, viatger que no saps on camines!
Als erms, quan fa més fred, jo encara dono flors,
encara que tots els pètals siguin espines!

Màrius Torres



El cardo

En otoño del treinta y seis. Una mañana,
yo iba triste y solo. Y un cardo me habló así.
-No temas. En invierno, cuando las hierbas ruines
sentirán bajo el hielo pisotear su cuerpo,
¡piensa en mí, viajero que no sabes donde andas!
Yo en el más frío páramo, todavía doy flores,
¡aunque todos los pétalos no sean sino espinas!

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

viernes, 3 de diciembre de 2010

Si hoy al levantarme fuera ayer... (A Lluis Ferrer i Badenes, "in memoriam")

Si hoy al levantarme fuera ayer
y mañana anteayer, y las agujas
del reloj retrocedieran
en lugar de avanzar hacia la muerte,
en unos días reencontraría a Luis
-que anteayer despedí en el tanatorio-,
y le diría: Luis, no te preocupes,
dentro de poco volverás a andar,
respirarás mejor, recordarás las cosas,
dibujarás de nuevo, escribirás poemas,
volverás a tu piso en los Nou Barris
desde donde se divisa el Tibidabo.

Pero hoy no es ayer, ni mañana anteayer,
y al levantarme estoy más cerca de la muerte
y más lejos de Luis y su "sigueu feliços"
y su sonrisa complice al decirlo
que me entristece un poco al recordar.

Y me levanto dispuesto a ser feliz
por él.

(A Lluis Ferrer i Badenes, "in memoriam")

Pedro Casas Serra (12-06-2010)

jueves, 2 de diciembre de 2010

"Cansó a Mahalta" ("Com la boirina que s'aclofa...") de Màrius Torres

Com la boirina que s'aclofa
quan ve la nit,
o com la rima d'una estrofa
sense sentit;

com una cinta de coqueta
en un mirall,
o com el vol d'una oreneta
sobre la vall;

com una mica de musica
quan ve la son,
o com la molsa que a la pica
cria la font;

així t'escau la melangia
tan dolçament,
que per rendir-me no et caldria
més ornament.

Màrius Torres



Como la niebla que desciende
por la noche,
o la rima de una estrofa
sin sentido;

como una cinta de coqueta
en un espejo,
o el vuelo de una golondrina
sobre el valle;

como un poco de musica
al dormir,
o el musgo que en la taza
cria la fuente;

así te sienta la añoranza
tan dulcemente,
que no precisas para rendirme
de otro ornamento.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

miércoles, 1 de diciembre de 2010

"Cloé a l'estany" de Màrius Torres

Arran de l'escuma de l'estany s'atura
Cloé la dolça, nua com el cel;
només la llum de l'alba, tènue com un vel,
i un raig de sol nuat a la cintura.

Van als seus peus les ones, amb mesura,
com un batec immortal i fidel.
I Cloé veu, miracle paral.lel,
sobre el aigua el seu cos de llum que sura.

Tan bella es veu en l'innocent estany,
que, com un cigne, llisca pel miratge
i entra, amorosa, dins la seva imatge.

Però no es troba... I en el desengany,
més decebuda com més es desitja,
ràpida fuig i tot el prat esquitxa.

Màrius Torres



CLOE EN EL ESTANQUE

Junto a la espuma del estanque llega
Cloe la dulce, nuda como el cielo;
sólo la luz del alba, como un velo,
y un rayito de sol en la cintura.

Van a sus pies las olas, con mesura,
cual un latido inmortal y sincero.
Y Cloe ve, milagro paralelo,
sobre el agua flotar su cuerpo claro.

Se ve tan bella en el cándido estanque,
que, como un cisne, corre por el vidrio
y entra, amorosa, dentro de su imagen.

Mas no se encuentra... Y en el desengaño,
más descontenta cuanto más se anhela,
rápida huye, el prado salpicando.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

martes, 30 de noviembre de 2010

"Cançó a Mahalta" ("Tu, que sempre m'aculls") de Màrius Torres

Tu, que sempre m'aculls
amb una mirada tan alta,
digues: ¿de quin color són els teus ulls,
Mahalta?

Màrius Torres


Canción a Mahalta

Tú, que siempre me acoges
con mirada tan alta,
dime: ¿de qué color son tus ojos,
Mahalta?

Màrius Torres

(versión de Pedro Casas Serra)

lunes, 29 de noviembre de 2010

"Aniversari" de Màrius Torres

Que en els meus anys la joia recomenci
sense esborrar cap cicatriu de l'esperit.
O Pare de la nit, del mar i del silenci,
jo vull la pau -però no vull l'oblit.

Màrius Torres


ANIVERSARIO

Que en mis años la gloria recomience
sin borrar cicatrices del espíritu.
Oh Padre de la noche, del mar y del silencio,
quiero la paz -mas no quiero el olvido.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

domingo, 28 de noviembre de 2010

"Així un núvol es fon i deixa el cel més blau" de Màrius Torres

Així un núvol es fon i deixa el cel més blau.
Així una fulla pensa que es fa lliure quan cau,
i s'apaga aquest vespre tan lent i tan segur,
sobre els camps, pels camins on ja no va ningú.
Així en la fosca es perd el pas d'un vagabund...
Déu meu, estic a punt.
Ja vençut, però encara sota el meu estendard
-més tard, potser seria massa tard.

Màrius Torres



Como funde una nube dejando el cielo azul.
Como una hoja piensa que al caer se libera,
y se apaga el crepúsculo tan lento y tan seguro,
sobre el campo, por sendas que no transita nadie.
Como se hunde en la noche el paso de un errante...
Dios mío, estoy a punto.
Vencido, pero aún bajo mis estandartes
-más tarde, quizá sería demasiado tarde.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

sábado, 27 de noviembre de 2010

Cocó

Yo tengo un amigo con mucha pluma,
la mayoría verdes,
pero también rojas, amarillas y azules.

Ahora está enfermo
y no quiere que le demos la medicación.
Cuando lo intentamos,
hecha a volar
y chilla como un condenado.

- Cocó, no te enfades.
Si Juan Ramón y yo
te enrollamos en una toalla
y te metemos una cánula por el pico,
no es por fastidiarte,
es porque el veterinario
nos ha dicho
que si no, te mueres.
Por favor, no nos des la espalda
y dejes de hablarnos,
que te queremos.

Pedro Casas Serra (06-02-2007)

viernes, 26 de noviembre de 2010

Tus besos fueron lanzas...

Tus besos fueron lanzas,
que proyectan cristales
y alcanzarán mi luna,
que hoy resplandece,
clara como el sol,
que iluminó mi infancia,
y que persigue
y alcanzará tu luna.

Pedro Casas Serra (07-08-2006)

jueves, 25 de noviembre de 2010

Las palabras

Son como cestos
capaces de contener océanos.
Son como hilos
con que tejer alfombras voladoras.
Son como espejos
que producen destellos.
Son ligeras
para viajar en el viento.
Son pequeñas
para caber en un libro.
Son resistentes
para vencer al tiempo.
Son jardines deliciosos,
viajes a ninguna parte,
grutas de las maravillas.
Tienen pies como los patos,
cola como las serpientes,
alas como los dragones.
Cantan como los jilgueros,
brillan como las estrellas,
lloran como los niños.
Ríen sin dientes,
atraviesan corazas,
corren como galgos...

Pedro Casas Serra (11-11-2005)

miércoles, 24 de noviembre de 2010

martes, 23 de noviembre de 2010

Tras el amor...

Tras el amor,
el corazón dormido,
el alma pajarea
hacia el olvido.

Si como muerto
deja el amor saciado,
quiéreme más, amor,
mata a tu amado.

Pedro Casas Serra (22-05-2005)

lunes, 22 de noviembre de 2010

Llegará el verano... (para Florentino Huerga)

Llegará el verano
con sus sonrisas azules
y el color de sus aguas
y sus bicicletas...
Y ya nunca se irá.

Pedro Casas Serra (17-05-2005)

domingo, 21 de noviembre de 2010

jueves, 18 de noviembre de 2010

Charo

Limonero, limonero,
¡cómo te quiero!

Pasa junto a él una niña,
¡ay, mi Charo!

De Sevilla, manzanilla,
¡vuelve, mi niña!

Pedro Casas Serra (12-01-2005)

¡A Granada!

¡Usaremos las manos de troneras
para desalojar a los ladrones
que vienen a robarnos nuestro amor!

Vuela cantando el tren y entre silbidos
-¡qué importa el color del corazón si es puro!-
nos lleva a los castillos de la Alhambra.

¡Cómo ansían de agua nuestros cuerpos!
¡Pequeños nos volvemos al mirarla!
Roja pasión nos llama... ¡y allá vamos!

Pedro Casas Serra (04-12-2004)

miércoles, 17 de noviembre de 2010

La cama

La cama no prohíbe ni escribe ni hace un hijo,
con sólo cuatro patas te aísla de la vida.
Cierra el interruptor, sumérgete en el sueño.

Pedro Casas Serra (07-09-2004)

martes, 16 de noviembre de 2010

Memento

Puedo deciros de él que amaba la justicia
defendiendo a los pequeños de los grandes;
que siempre procuró vivir rectamente
sin perjudicar a nadie con sus actos;
de todos aprendiendo todo lo bueno
y procurando olvidar lo negativo;
auxiliando a aquellos que se lo pedían
y a los que veía que luchaban por salvarse;
que amaba la belleza en todas sus formas
y contribuyó a aumentarla con sus obras;
que nada pedía a cambio cuando daba
pues hallaba en dar su recompensa.
Os pido lo disculpéis si os hizo daño
por su cabezonería o impaciencia;
y en nombre suyo quiero daros las gracias
por tantas muestras de afecto que le disteis.

Pedro Casas Serra (14-08-2004)

lunes, 15 de noviembre de 2010

Acertijo

Abre los oídos
al canto de los pájaros.

Muro cubierto
de velo de felicidad.

Olla bullente
de signos encontrados.

Roto corazón
pesado en la balanza.

Pedro Casas Serra (13-12-2003)

domingo, 14 de noviembre de 2010

¡Cómo corríamos!

- Vengo a verte en tus sueños
porque te quiero.


- ¡Qué felices fuimos, Daira,
por los bosques y ríos!
¡Cómo corríamos!

Pedro Casas Serra (30-11-2003)

sábado, 13 de noviembre de 2010

Paraíso

Entre rocas rojizas un verde mar,
arena gruesa en que no quede huella,
un sol que abrase, un mar de hielo...
Esta es la gloria a la que aspiro yo,
ese es mi cielo.

Pedro Casas Serra (10-11-2003)

viernes, 12 de noviembre de 2010

Además

Además de verte, te necesito.
Además de oírte, te espero.
Además de tocarte, te alcanzo.
Además de olerte, te siento.
Además de besarte, te sujeto.
Además de amarte, te quiero.

Pedro Casas Serra (01-09-2003)

jueves, 11 de noviembre de 2010

El hombre que camina

Yo soy un hombre que camina:
No importa donde voy
ni de donde vengo,
porque al caminar
modifico el mundo.

Pedro Casas Serra (30-07-2003)

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Náufrago

¡Tengo frío! ¿Por qué
la luna ríe? ¡Tanto
tiempo!... Diviso un promon-
torio... ¡Ya he llegado!

Pedro Casas Serra (02-07-2003)

martes, 9 de noviembre de 2010

Cuánta alegría

En cada amanecer sonríe el día,
igual que una mujer lleva la vida.
No desees saber cuánta alegría,
sin nada merecer, está escondida.

Pedro Casas Serra (21-06-2003)

lunes, 8 de noviembre de 2010

¡Que viene la poesía!

Habéis convertido a la poesía
en la prostituta de vuestras fiestas,
la que llega al final
para hacer el “striptease”,
a la que ni siquiera invitáis a un trago.

Pero pronto otra vez dirán:
¡Que viene la Poesía!,
y todos os inclinareis a su paso,
ninguno se atreverá a alzar la vista
y será ella quien elija a su pareja.

Todos envidiareis al afortunado
que se alejará, con ella entre sus brazos,
mientras empieza a sonar la música.

...Y procrearán hijos hermosos
que os harán palidecer de envidia,
cuando alcancen a mear
más allá que cualquiera de los vuestros.

Pedro Casas Serra (16-01-2002)

domingo, 7 de noviembre de 2010

El libro

¡He perdido el libro que te dejé, Celia!
Dijiste que lo leerías cuando te encontraras mejor...
¡Qué importa el libro que quedó sobre tu mesa!

Pedro Casas Serra (06-07-2001)

sábado, 6 de noviembre de 2010

pequeño amor

Salido de lo hondo,
tu grito levantó la luz del día,
pequeño amor.

Acunaré en mis brazos
el espacio vacío que tu llenas,
pequeño amor.

Bendita la tristeza
cuando florece luego en alegría,
pequeño amor.

Pedro Casas Serra (10-03-2001)

viernes, 5 de noviembre de 2010

La patera

¡Rocas, redondeaos!
¡Olas, retroceded!
¡Vientos, girad!
¡Corrientes, invertid vuestro sentido!
¡Vuelve atrás mar, desanda tu camino,
que no hagan falta pateras para cruzar el estrecho!

Y si esta vez no los recibimos con los brazos abiertos...
¡Alzaos rocas, olas, vientos, corrientes!
¡Desátate mar...
y llévate a la Alhambra con ellos!

Pedro Casas Serra (10-02-2001)

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Amor, yo igual te quiero...

Amor, yo igual te quiero
en mis días
que en mis noches.

En mis días,
mi amor es un cohete
que estalla en mil colores.

En mis noches,
apenas un susurro.
¡Pero yo igual te quiero!

Pedro Casas Serra (25-01-2001)

martes, 2 de noviembre de 2010

Marta y María

¡Hola, soy Marta!
Un día te encontré.
No me viste...
Y pasé con la lava
que llenaba mi corazón.

Hoy soy María
y he vuelto a verte.
No me has mirado...
Y llevaba bálsamo
para curar tus heridas.

Pedro Casas Serra (11-11-2000)

domingo, 24 de octubre de 2010

"¿Per què és trista la font que s'ha estroncat..." de Màrius Torres

¿Por qué é triste una fonte que secou?
¿E o sol quando anoitece?

Teixeira de Pascoaes

I

¿Per què és trista la font que s'ha estroncat
i el sol quan va a la posta?
¿És que més que el futur, Déu meu, em costa
rendir-te el meu passat?
Si et sacrifico l'ímpetu de la meva esperança,
si el meu timó sols navega al teu vent,
per què l'ala més lleu d'una recança,
folla igualment,
voldria sempre dur la meva nau enrera,
cap al país perdut
on són joves les fonts i el sol tot just nascut?
¿Què val el que m'espera?
No sóc avar sinó del que he viscut.

II

Però l'oblit esborra la llum de cada dia.
Si en l'ànima més feta al teu servei
el teixit més subtil d'orgull i melangia
encara és rebel.lia
contra la teva llei,
¿per què has fet, o diví Pare de la ironia,
tan bells els sentiments humans?
¿tan dolça la tristor, tan rara l'alegria
que mor abans?
¿Per què els poses tan dins de l'ànima que ens costa
creure en el seu pecat?
¿Per què és bella la font que s'ha estroncat
i el sol quan va a la posta?

Màrius Torres


I

¿Por qué es triste la fuente que está seca
y el sol cuando cuando anochece?
¿Es que más que el futuro, Dios, me cuesta
rendirte mi pasado?
Si sacrifico el ímpetu de mi nueva esperanza,
si mi timón sigue sólo tu viento,
¿por qué el ala más leve de una pena,
loca igualmente,
querría llevar siempre mi nave para atrás,
hacia el país perdido
donde nacen las fuentes y el sol justo ha salido?
¿Qué vale lo que espera?
Avaro sólo soy de lo vivido.

II

Pero el olvido borra la luz de cada día.
Si en el alma más hecha a tu servicio
un tejido sutil de orgullo y de tristeza
aún es rebelde
contra tu estricta ley,
¿por qué has hecho, Padre de la ironía,
tan bellos los humanos sentimientos?
¿tan dulce la tristeza, tan rara la alegría
que antes muere?
¿Por qué están tan adentro del alma que nos cuesta
creer en su pecado?
¿Por qué es bella la fuente que está seca
y el sol cuando anochece?

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

sábado, 23 de octubre de 2010

"Entre l'herba i els núvols" (Tannkas de Màrius Torres)

El dia

Que vives semblen
entre l'herbe i els núvols
les ombres fràgils!
El vent les esbarria;
la boira les apaga.

A la finestra
de la meva enyorança,
els miosotis
es marceixen de veure
sempre el mateix paisatge.


El día

¡Qué vivas parecen
entre la hierba y las nubes
las sombras frágiles!
El viento las esparce;
la niebla las apaga.

En la ventana
de mi nostalgia,
los nomeolvides
se marchitan al ver
siempre el mismo paisaje.




Arbre

Vius entre l'aire.
De nit vas de la terra
a les estrelles.
Quan seràs mort, encara
faràs creixer una flama!


Árbol

Vives en el aire.
De noche vas de la tierra
a las estrellas.
¡Cuando hayas muerto, aún
harás crecer la llama!




L'amor

El teu nom omple
de sol els braços trèmuls
dels qui l'acullen.
En mi, la seva joia
fa una claror de lluna.

Pel teu somriure,
calma llacuna, vaga
la Malfiança.
Com la vela molt rígida
d'una barca molt lenta.


El amor

Tu nombre llena
de sol los brazos trémulos
de quien te acoge.
En mí, su alegría
alumbra cual la luna.

Por tu sonrisa,
laguna calma, vaga
el Desconsuelo...
Como la vela rígida
de una barca muy lenta.




La nit

Illa que flotes
en un mar de silenci
- cor meu en vetlla!
Nit suau, els teus passos
pesen i me l'enfonsen.

Còdol anònim,
sota una onada d'ombra...
Oh, desarrela'm
de l'alveol d'argila,
aigua d'estrelles altes.

A la llacuna
la nit sembla més àvida
d'ombres, de gérmens.
L'aigua bat en silenci;
la meva ànima és aigua.

Jo somniava
rossinyols, caderneres...
Ocell que cantes,
ara que no somnio,
¿com has pogut trobar-me?


La noche

Isla que flotas
en un mar de silencio
- corazón mío en vela!
Suave noche, tus pasos
pesan y me lo hunden.

Guijarro anónimo,
bajo una ola de sombra...
¡Oh, desarráigame
del alvéolo de arcilla,
agua de altas estrellas!

La noche, en la laguna,
aparece más ávida
de sombras y de gérmenes.
Bate el agua en silencio;
mi alma es agua.

Yo soñaba
ruiseñores, jilgueros...
Pájaro que cantas,
ahora que estoy despierto,
¿cómo me has encontrado?




La mort

Fulles del trèmol,
qui tingués com vosaltres
en la ribera
un viure tan sensible,
una mort tan secreta.


La muerte

Hojas de chopo,
quien cual vosotras
tuviera en la ribera
el vivir tan sensible,
la muerte tan secreta.




Rosa

Com si em diguessis
mentre t'esfulla l'aire:
- Morir és tan fácil!
I tot en mi et contesta:
- Tan fàcil, a una rosa.


Rosa

Tal si dijeses
al deshojarte al aire:
- ¡Morir es fácil!
Todo en mí te contesta:
- ¡Fácil para una rosa!



Màrius Torres
(versión española de Pedro Casas Serra)

viernes, 22 de octubre de 2010

"Dolç àngel de la Mort, si has de venir, més val..." de Màrius Torres

Dolç àngel de la Mort, si has de venir, més val
que vinguis ara.
Ara no temo gens el teu bes glacial,
i hi ha una veu que em crida en la tenebra clara
de més enllà del gual.

Dels sofriments passats tinc l'ànima madura
per ben morir.
Tot allò que he estimat únicament perdura
en el meu cor, com una despulla de l'ahir,
freda, de tan pura.

Del llim d'aquesta terra amarada de plors
el meu anhel es desarrela.
Morir deu ésser bell, com lliscar sense esforç
en una nau sense timó, ni rems, ni vela,
ni llast de records!

I tot el meu futur està sembrat de sal!
Tinc peresa de viure demà encara...
Més que el dolor sofert, el dolor que es prepara,
el dolor que m'espera em fa mal...

I gairebé donaria, per morir ara,
-morir per sempre- una ànima inmortal.

Màrius Torres



Dulce ángel de la Muerte, si tienes que venir,
mejor que sea ahora.
Ahora que no temo tu ósculo glacial,
y que una voz me llama en la tiniebla clara
de más allá del vado.

De las penas pasadas tengo el alma madura
para la muerte.
Aquello que he querido solamente perdura
en mi pecho, cual despojo de ayer,
frío, por puro.

Del limo de esta tierra empapada de llanto
mi anhelo se desata.
¡Morir debe ser bello, deslizar sin esfuerzo
en nave sin timón, remos, ni vela,
ni lastre de recuerdos!

¡Pues todo mi futuro sembrado está de sal!
Pereza da vivir aún mañana...
Más que el dolor sufrido, el que se me prepara,
el dolor que me espera me hace daño...

Y casi entregaría, para morir ahora,
-para morir por siempre- una ánima inmortal.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

jueves, 21 de octubre de 2010

"Una cançó a Mahalta" ("Amor meu, no sospiris") de Màrius Torres

Amor meu, no sospiris.
L'aire del teu silenci passa en mi,
com per un prat un vent d'ales d'àngel, o lliris.

Estrella del matí,
fes-me oblidar que em moro de que em miris.
Sóc la gota de rou que t'estimava ahir.

Màrius Torres


Una canción a Mahalta

Amor mío, no suspires.
El aire de tu silencio me traspasa,
como en el prado un viento de alas de ángel, o lirios.

Estrella de la mañana,
hazme olvidar que muero porque me mires.
Soy la gota de rocío que te quería ayer.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

miércoles, 20 de octubre de 2010

"Balada de la Reina Elisenda" de Màrius Torres

La Reina Elisenda tenia un passeig
de Sarrià fins a Pedralbes;
a mà dreta hi havia un safareig,
a mà esquerra, vidalbes.

La Reina Elisenda tenia unes mans
com les teves mans quan preguntes.
Amb unes mans com les teves, abans
la Reina feia puntes.

La Reina Elisenda tenia un cabell
llarg -cada trena era una corda.
La corona en el seu estoig vermell,
encare se'n recorda.

La Reina Elisenda tenia una fe
i un monestir de Santa Clara.
Tan bonic era aquell monestir, que
no l'han cremat encara.

La Reina Elisenda tenia una creu,
un breviari i un rosari;
quan resava se li adormia el peu
molt més del necessari.

La Reina Elisenda tenia un sospir
per tota cosa nova, exòtica,
car prou sabia que, en el seu retir,
ella sols era gòtica.

La Reina Elisenda tenia aquest nom
perquè era clara i reverenda.
I és immortal perquè encara tothom
diu: que és bonic aquest nom d'Elisenda!

Màrius Torres


BALADA DE LA REINA ELISENDA

La Reina Elisenda tenía un paseo
de Sarriá a Pedralbes;
a mano derecha había un lavadero,
a la izquierda, parras.

La Reina Elisenda tenía unas manos
como las tuyas cuando preguntas.
Con manos como las tuyas, antes
la Reina hacía puntas.

La Reina Elisenda tenía el cabello
largo -cada trenza una cuerda.
La corona en su estuche escarlata,
de él aún se acuerda.

La Reina Elisenda tenía una fe
y un monasterio de Santa Clara.
Tan bonito era aquel monasterio,
que aún no lo han quemado.

La Reina Elisenda tenía una cruz,
un misal y un rosario;
cuando rezaba se le dormía el pie
más de lo necesario.

La Reina Elisenda tenía un suspiro
por toda cosa exótica,
puesto que bien sabía que, en su retiro,
ella sólo era gótica.

La Reina Elisenda tenía este nombre
porque era clara y reverenda.
Y es inmortal porque todos aún dicen:
¡qué bonito, Elisenda!

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

martes, 19 de octubre de 2010

"El bosquet de cinamoms" de Màrius Torres

Em deia el curador del jardí dels meus pares,
-veieu aquest boquet de cinamoms alegres?
Fou plantat en el jorn de la vostra naixença.

El perfum s'adormia entre les fulles clares,
el vent lliscava entre les branques, quasi negres.
-Què joves són encara! vaig murmurar amb temença.

Màrius Torres


El bosquecillo de cinamomos

Me decía el guardián del jardín de mis padres,
-¿veis este bosquecillo de alegres cinamomos?
Lo planté el mismo día de vuestro nacimiento.

El perfume dormía entre las hojas claras,
el viento resbalaba entre las ramas negras.
-¡Qué jóvenes aún! murmuré con espanto.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

domingo, 17 de octubre de 2010

"Molt lluny d'aquí" de Màrius Torres

Hi ha una ciutat, molt lluny d'aquí, dolça i secreta,
on els anys d'alegria són breus com una nit;
on el sol és feliç, el vent és un poeta,
i la boira és fidel com el meu esperit.

L'Orient hi deixà la seva sang de roses,
la mitja lluna càlida del seu minvant etern
i, enllà d'un gran silenci de persianes closes,
un riu profund que corre per una nit d'hivern.

Als antics carrerons, plens de fervor, arriba
jo no sé de quins segles un gris d'amor i encens;
el so de les campanes hi té l'ànima viva
i el seu batec és lliure com el del cor dels nens.

Allí, més bells encara que els parcs en primavera,
els camps humils i alegres s'obren al capaltard;
en el seu gran repòs l'ànima és fa lleugera
com enmig de la vasta paciència de la mar.

Res no crida el meu cor amb més tendresa, ara,
que aquells camins fondals de xops i de canyars.
El seu record fa un ròssec de recança al meu pas;
torna a la meva espatlla la mà greu del meu pare.

Màrius Torres


Lejos de aquí

Existe una ciudad, lejos de aquí, dulce y secreta,
donde años de alegría son breves como noche;
donde el sol es feliz, el viento es un poeta,
y la neblina es fiel como mi espíritu.

El Oriente dejó su simiente de rosas,
la media luna cálida de su menguante eterno
y, aparte de un silencio de persianas cerradas,
un hondo río que corre por la noche de invierno.

A las viejas callejas, llenas de fervor, llega
no sé yo de qué siglos un gris de amor e incienso;
el tañer de campanas mantiene el alma viva
y su latido es libre cual corazón de niño.

Allí, mejor aún que en parques señoriales,
los campos más humildes se abren al ocaso;
su reposo es tan grande que el alma se aligera
como frente a la vasta paciencia de la mar.

Nada llama a mi pecho con más ternura, ahora,
que aquellas sendas hondas de chopos y cañales.
Su recuerdo hace un rastro de pesar a mi paso;
vuelve grave a mi hombro la mano de mi padre.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

sábado, 16 de octubre de 2010

"Ara que em torna el foc de viure..." de Màrius Torres

Ara que em torna el foc de viure,
avar, com d'un ocult tresor,
el capvespre sembla somriure
com l'ànima d'algú que mor.

Quina llum tan freda i tan alta!
Quin silenci les ombres fan!
¿Tu saps la paraula que els falta,
cor meu, que balbuceges tant?

Màrius Torres


Hoy que me vuelve el ánsia de vivir,
oculta, cual tesoro,
el ocaso parece sonreír
como alma de quien muere.

¡Qué luz más alta y fría!
¡Qué silenciosas sombras!
¿Conoces la palabra que les falta,
corazón mío, que farfullas tanto?

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

viernes, 15 de octubre de 2010

A Miguel Hernández

A quien oído aguza, de Miguel
suena la voz en los campos que amaba,
que fueron suyos mientras los andaba,
pastoreando rimas como él.

Miguel de los amores, y Miguel
que ante tanto dolor se rebelaba,
corazón de cristal que tintineaba
con dulzura, guiándonos tras él.

Miguel, que deja un rastro de azucenas,
de claveles y rosas, de verbenas
que, deshojadas, llevan hasta él.

Miguel: Te fuiste lejos, pero dejas
tus versos que, zumbando como abejas,
nos recuerdan: Miguel, Miguel, Miguel...

Pedro Casas Serra (15-10-2010)

jueves, 14 de octubre de 2010

"Dia clar" de Màrius Torres

El cel és tan blau que tot just s'hi afigura,
obscur, un ocell.
Fa un dia tan clar com en una pintura
de Breughel el Vell.
Si no estigués trist, res no fora tan bell.

Màrius Torres (1910-1942)


Día claro

El cielo es tan azul que apenas se columbra,
oscura, un ave.
Hace un día tan claro como en una pintura
de Breughel el Viejo.
Si no estuviera triste, nada fuera tan bello.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

miércoles, 13 de octubre de 2010

"Pequeño saltamontes"

Es pronto para tirar la toalla
o hacerse el haraquiri,
te queda mucho ovillo por devanar,
mucho tapiz por tejer y destejer,
muchos soles con los que calentarte
y algún chubasco con el que mojarte también.
Necesitas de tus antenas, de tus patas y de tus ojos,
porque es mucho lo que has de andar, ver, tocar.
No es hora, “pequeño saltamontes“, de quedarse quieto,
sino de saltar, saltar, saltar...

Pedro Casas Serra (09-11-2000)

martes, 12 de octubre de 2010

Quisieras refugiarte en el útero materno...

Quisieras refugiarte en el útero materno,
pero no cabes;
tu madre no es tu madre ya,
es otra hija,
como tú hija de la tierra-madre.
En esa madre has de buscar consuelo:
en sus palabras
escritas con las nubes en el cielo,
en sus montañas
que te dan fuerza para salvar obstáculos,
en sus aguas
que llenan tus vacíos.
De sus frutos te alimentas y vistes,
así te da su amor,
es su manera de decir te quiero.

Pedro Casas Serra (09-11-2000)

lunes, 11 de octubre de 2010

Amanece...

Amanece
en el corazón dormido,
llueven pétalos de amor,
brotan sonrisas azules
ahogando el sordo dolor.

Pedro Casas Serra (09-11-2000)

domingo, 10 de octubre de 2010

Cuando yo era pequeño...

Cuando yo era pequeño
era bastante bobo.

En horas de recreo,
con mi amiguito Polo,
vivíamos en palacios
con puertas de zafiro,
ventanas de esmeraldas,
suelos de lapislázuli,
comíamos manjares
sobre servicios de oro,
regados con elíxires
en copas de diamante,
vestíamos ropajes
bordados con las perlas
del fondo de los mares,
calzábamos chinelas
de las pieles más finas,
dormíamos en camas
de altísimos doseles,
con colchones de nubes,
bajo colchas de alas.
Éramos reyes, príncipes.
Servidores, atentos
a cualquier deseo nuestro,
tendían a nuestro paso
alfombras de damasco,
nos bañaban con agua
perfumada de rosas,
secaban nuestros cuerpos
con abrigadas mantas,
cantaban nuestros pájaros,
reían nuestros pajes,
llovían golosinas...
y para los viajes,
usábamos carrozas
revestidas de ágatas.

Cuando yo era pequeño
era bastante bobo,
ahora no soy pequeño
y sigo siendo bobo.

Pedro Casas Serra (12-11-1999)

sábado, 9 de octubre de 2010

Algo más

Detrás de una colina
                                            otra colina
Detrás de un bosque
                                            un bosque
Bajo el sauce
                                            está el río
Bajo la nube
                                            el prado
Junto a la piedra
                                            el pez
Bajo la tierra
                                            el agua
Sobre el ratón
                                            el águila
Cabe la casa
                                            el pozo.


Al ocultarse el sol
                                            sale la luna.

Pedro Casas Serra (13-08-1999)

viernes, 8 de octubre de 2010

Albada

Corre, mi niño,
que viene el alba,
corta la noche
su blanca espada.

Dame tus besos,
tu miel guardada,
tus suaves rizos,
tu espalda casta.

Bailan los duendes,
saltan las hadas,
brilla del genio
la cruz gemada.

Pedro Casas Serra (20-05-2007)

jueves, 7 de octubre de 2010

Corazón dormido

Dime, corazón dormido,
¿quién te despertará?
¿cuándo, con su carcaj
y sus flechas,
vendrá mi amigo?

¡Embárcate, marinero,
que no serás el primero,
pero, si el amor te acompaña,
sí el último!


Sus brazos son mi barco,
navego seguro en él,
su corazón mi divisa,
la enseña de mi bajel.

Sus besos me arrastran,
como los vientos alisios,
de un extremo a otro
de mi paraíso.

Pedro Casas Serra (23-03-2009)

miércoles, 6 de octubre de 2010

No para mí

Cardos que en el verano azuleáis
dando a la tierra un corazón marino,
senderos que orilláis con oro fino
los bosques que las hojas alfombráis,

corrientes que las aguas escanciáis
formando con las piedras concertino,
y osadas, con impulso repentino,
las plantas que encontráis, besando váis,

flores que os ofrecéis y enamoráis,
pájaros que endulzáis con vuestro trino
los cielos que en bandadas ocultáis,

aunque no os crucéis hoy en mi camino,
bellezas tantas que en el mundo obráis,
sé que seguís ahí (o me imagino).

Pedro Casas Serra (12-02-2007)

martes, 5 de octubre de 2010

En la feria

Envuelto en una nube de colores,
agarrados con fuerza mis bracitos...
¡caballitos corred, mis caballitos!,
¡que de sonar la música no cese
ni la atracción de feria de girar!,
que no lejos de aquí, en una guerra,
cada bomba que cae es una estrella
que atraviesa la noche en un silbido
y se lleva la vida, sin sentido.

Por eso, ¡no cejéis mis caballitos
de trotar!, ¡que la música no cese
de sonar ni la atracción de feria
de girar!, ¡que agarrados a la barra
mis bracitos, envuelto en una nube
de colores, no vea esa estrella
que muy cerca de aquí, en esa guerra,
atraviesa la noche sin sentido
y se lleva la vida, en un silbido!

Pedro Casas Serra (08-08-2006)

lunes, 4 de octubre de 2010

Voces de Salamanca

"Pusieron los cristianos
sus catedrales,
donde antes los romanos
sus ojuelos. "


Voces de Salamanca

Salamanca es una isla
que quisiera ser jardín,
espíritus blasonados
nunca acaban de morir.

Si ríe es una bengala
y si llora es un rubí,
cosidas sus cresterías
con hilos de oro y orín.

Campanas de sus iglesias,
que a mi me hacen tilín,
me invitan a ir de paseo
montado en un calesín.

..........

Cuando veo a mi niño
quedo desnudo,
y de comer limones,
tartamudo.

Que si me bebe el agua
deja contento,
y si pasa de largo
deja sediento.

¡Niño de los melones,
ven a mi vera!,
¡si una vez resucito,
ocho me muera!


..........

Si me dices que sí,
te dejo vivir,
si me dices que no,
te condeno yo.

Como antes los conventos
eran más grandes,
o había más penitentes,
o había más hambres.

Franco y la Inquisición
con sus prisiones...
si primero marranos,
luego masones.

Muchos ciegos buscando
su lazarillo,
se sientan en sus aulas
por sacar brillo.

..........

¿Dónde paran las piedras
de los salones
que levantaron?
¿Dónde los estandartes
y los pendones
que arrebataron?

Las piedras de palacio
poquito a poco
se las llevaron.
Las naciones vencidas
una tras otra
se rebelaron.

Que si el vivir es morir
y el morir es el vivir,
si hoy ayudo a la santa
en sus fundaciones,
me ganaré de muerto
sus bendiciones.

..........

Por no despertar pasiones
no me asomo a mis balcones,
sólo en fastas ocasiones
entreabro mis calzones.
Quoque natura donat,
Santus Petrus benedicat.


Pedro Casas Serra (31-12-2005)

domingo, 3 de octubre de 2010

1.14.17.20 (Variaciones sobre el amor)

romA

Vmor

+Amor
-Tmor

Amor todo

AmOr

A
mor

Am(igo, no me causes dol)or

Amor tu.yo

Am(arte es lo mejor que me ha pas)ado

Amorecer

En.amor.arte

Somoamamos

Sino tea moqueha Goyo!

Miramor

Amorir

Amor.atado

Ama como quieras que te amen

Para calmar el dolor: Amor

Ámame s.v.p.

Un poquito de amor p.f.

Amorexia

En.amor.hados

Pacer el amor

¡Hoy hace un buen amor!

¡Buenos amores tengas!

¿Nos hombreamamos?

¿Dejaré de amar cuando muera?

Amarteatí es amarmeamí

...ámame mucho también

El amor no tiene apellidos

Amando se entiende la gente

Por amor, cualquier cosa

Amamelindo

¿Me amas por amor?

El amor no cuesta nada y vale mucho

El amor se pega

¡Qué bonito es amar!

Si el amor se va, volverá

¿Has tomado amor esta mañana?

Con sólo un poquito de amor, se puede vivir

El amor sabe mejor a sorbitos

El amor no engorda y es dulce

Si aquí no hay amor, cruza la calle

El amor no necesita publicidad, pero la agradece

Cuando se vive con amor, se vive

¿Cómo te van a conocer si no te aman?

El mejor profesor es el amante, la mejor carrera es el amor

Un día sin amor es un día perdido

El amor habla bajito

La recompensa del amor es la felicidad del amado

El lenguaje más universal es el amor

¡Siempre hay algo que amar!

No pierdas el tiempo, ¡ama!

El amor eterniza el instante: ¿Notas como palpita el mundo?

Tras el amor, duermes mejor

Si me hablas con amor, te entiendo mejor

¡Qué guapo estás! ¿quién te ama?

Para ver mejor, enciende el amor

Quien bien te quiere, te hará gozar

Si no me quieres, ¿por qué me buscas?

Poeta: a amar no se aprende escribiendo

El amor habla sin palabras

Amores a mares

Desnudo para amar

Dios no existe, pero el amor sí

Amornacer, amorcrecer, amormorir

Enamorante

Bocamor, pielamor, risamor

Ama(necie)ndo

Rioamor, valleamor

Amorhablando, amorsoñando

Amor mediante

Rojoamor, verdeamor, grisamor

Amorleido, amorvivido

Amortraido, amorllevado

Amorando, amorvivo, amorsueño

Camamor, sillamor, mesamor

Anteamor, trasamor

Mirámame, piensámame, besámame

En amorhora

Guapoamor, belloamor, dulceamor, guayamor

Amamé bien, amamé también

Ruisamor

Amante General

Amante de campiña

El amor es Dios

Vivir es amarlo todo

El amor no se paga pero se compra

Amor de media noche

Amoralba

Amor ungido=amor uncido

Amorcielo, amormar, amornoche, amordía

Amor a tontos y a locos

Por un amor sin ¡oh Dios!

Cuando hay amor sobra Dios

El amor no se escandaliza de nada, pero produce escándalo

"Amaos los unos a los otros" no distingue de razas, ni de credos, ni de sexos

Sin amor, ni las gracias

Amoratí


Pedro Casas Serra (01-06-2005)

sábado, 2 de octubre de 2010

Coplas del amor navegante

Tenía mi amor un barco
con el que se hizo a la mar.
¡Si yo fuera navegante
para poderlo alcanzar!

Tres veces yo le diría
que no tema de mí mal,
que mi cariño es tan puro
como vaso de cristal.

Que están mis manos temblando
por no tener quien tocar,
y mi boca suspirando
por no tener quien besar.

Amigo, yo le diría,
quítame esta soledad,
si tu quieres ser mi amigo
venme enseguida a buscar.

Cruzaremos los océanos
de Ceuta a Madagascar,
cada puerto que toquemos
más nos querremos amar.

Como eres mi navegante
mi cuerpo vas a encontrar,
como yo soy tu grumete
el tuyo me has de enseñar.

¡Luna, luna, luna, luna!,
te vas a ruborizar,
de tanto que nos querremos
tú te querrás ocultar.

Pedro Casas Serra (15-10-2004)

viernes, 1 de octubre de 2010

Como el ave al volar...

Como el ave al volar abre sus alas,
tú planeas inquieto tu futuro,
sin pensar que, al llegar al fin del muro,
saber que habrá detrás son martingalas.

Quiere mejor, como la nieve espesa
cae sobre la tierra blandamente,
atravesar el mundo, indiferente,
atento sólo a cuanto de él te besa.

La risa llevarás por equipaje,
que, al no saber a dónde va el camino,
es mejor emprender ligero el viaje.

Y que, más importante que el destino,
es, al andar, fijarse en el paisaje,
para acertar después donde se vino.

Pedro Casas Serra (03-08-2004)

jueves, 30 de septiembre de 2010

La copa y la guitarra

Yo tengo una copa de plata,
estrecha de boca, alargada
de talle, preciosa,
que por las mañanas, golosa,
recoge mis lágrimas.
Me la dió mi amigo.

Mi vieja guitarra morena,
altiva de cuello, robusta
de cuerpo, nerviosa,
saca de sus manos, melosa,
un triste lamento.
Se la di a mi amigo.

Pedro Casas Serra (16-11-2003)

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Quiéreme tu miel gustar

Quiéreme tu miel gustar
para hacerme enamorar.


Desde el día en que nací
hasta el día en que te vi,
nunca el amor conocí.
Yo no se lo que es amar...
quiéreme tu miel gustar
para hacerme enamorar.


Como doncel dolorido,
vago solo y sin sentido
del alba al anochecido.
Aunque sólo sea soñar...
quiéreme tu miel gustar
para hacerme enamorar.


Dame corza la ocasión
de saciar mi corazón
con leche de tu pezón.
Al venirnos a encontrar...
quiéreme tu miel gustar
para hacerme enamorar.


Cuando la haya gustado,
de tu amor encadenado
será mi cuerpo hechizado.
No lo habrás de lamentar...
quiéreme tu miel gustar
para hacerme enamorar.


Pedro Casas Serra (09-05-2001

martes, 28 de septiembre de 2010

Laberinto

            M O         O M         M O         O M
      A             R             A             R             A
M         M O         O M         M O         O M           M
O         O M         M O         O M         M O           O
      R             A             R             A             R
O         O M         M O         O M         M O           O
M         M O         O M         M O         O M           M
      A             R             A             R             A
M         M O         O M         M O         O M           M
O         O M         M O         O M         M O           O
      R             A             R             A             R
O         O M         M O         O M         M O           O
M         M O         O M         M O         O M           M
      A             R             A             R             A
            M O         O M         M O         O M

¿Cómo salir de un pozo sin paredes?
¿Cómo cruzar un río sin orillas?
¿Cómo pasar un monte sin perfil?

Teseo elogia el amor de Ariadna:

Cuando la oscuridad se me hizo muro,
el silencio océano y el vacío abismo,
no fueron las pócimas de Hipócrates,
ni la maza de Hércules, ni la protección de Atenea
las que me sacaron de mi laberinto.
Sólo el hilo del ovillo de Ariadna,
ofrecido por amor,
fue capaz de hacerlo.


Pedro Casas Serra (08-03-2001)

lunes, 27 de septiembre de 2010

(Mi nombre es mi secreto)

Cazador de mariposas nocturnas,
observador de lagartijas al sol.
(Mi nombre es mi secreto)

Roturador de paisajes submarinos,
cosechador de conchas.
(Mi nombre es mi secreto)

Rastreador de reflejos en el agua,
alzador de cometas.
(Mi nombre es mi secreto)

Contador de granos de arena,
edificador de castillos.
(Mi nombre es mi secreto)

Náufrago de las olas,
madero al sol.
(Mi nombre es mi secreto)

Olfateador de brisas,
vela al viento.
(Mi nombre es mi secreto)

Aullador de la luna,
perro del desierto.
(¿Mi nombre?
Sigue siendo mi secreto)

Pedro Casas Serra (13-09-1999)

domingo, 26 de septiembre de 2010

La ola

Esa ola
            esa sonrisa
                            esa mirada
                                              esa brisa
                                                            por un instante mías
me dejan más vacío
                                                            esperando
                                              otra ola
                            otra mirada
            otra sonrisa
otra brisa.

Pedro Casas Serra (10-05-1999)

sábado, 25 de septiembre de 2010

Nana del consuelo del mar

Soy aire   soy viento   soy mar   soy agua.
Soy aire   soy viento   soy mar   soy agua.
Soy aire   soy viento   soy mar   soy agua.
Soy aire
                soy viento
                                      soy mar
                                                          soy agua.

Pedro Casas Serra (06-10-1997)

viernes, 24 de septiembre de 2010

Ese algo...

Ese algo tan leve,
apenas perceptible,
que, inesperadamente,
te envuelve, te domina.

Que salta, cual resorte,
desde lo más profundo,
y nada más brotar,
te colma, te cautiva.

Que, inexplicablemente,
te alcanza al oír algo,
ver algo o tocar algo,

llevándote a ver más,
oír más y tocar más...
es la emoción, ¡que dure!

Pedro Casas Serra (23-04-1997)

jueves, 23 de septiembre de 2010

Ayer fui al entierro de la hermana de Jesús

Desnudo, con los ojos cerrados,
tumbado en la toalla sobre la arena caliente,
el sol me abrasa,
y la brisa me refresca intermitente.

(Ayer fui al entierro de la hermana de Jesús)

Miro el mar e imaginariamente
me sumerjo en sus aguas.

Pedro Casas Serra (03-05-1995)

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Monólogo del hombre que levita

Primero fue la necesidad de despegarme, el ochenta por ciento de lo que había en el suelo no me gustaba: suciedad, colillas, papeles, escupitajos, cáscaras de frutas... también estaban los pisotones, las zancadillas y los empujones.

Para ayudarme, me compré un canario y también me ponía arias de ópera en el tocadiscos: se trataba de conseguir elevarme. Tenía precedentes: los números de levitación de los circos y los ermitaños areopagitas de la antigüedad.

Y un día, al salir de casa, me di cuenta de que me había olvidado los zapatos. ¡No me los había olvidado!, ¡no tocaba de pies al suelo! Ahora, no se si seguir, porque el mundo, en las fotos que recibimos de los satélites... ¡parece tan bonito!

Pedro Casas Serra (22-02-1994)

martes, 21 de septiembre de 2010

¡Yo no sé lo que siento por ti!

Yo no sé lo que siento por ti,
pero añoro tus besos
y al pensar en tu cuerpo...
¡yo no se lo que siento!

Yo no sé lo que siento por ti,
pero sólo en ti pienso
y al soñarme en tus brazos...
¡yo no se lo que siento!

Yo no sé lo que siento por ti,
pero sé que estoy triste
y que lejos de ti...
¡yo no se lo que siento!

Pedro Casas Serra (09-02-1994)

lunes, 20 de septiembre de 2010

El sueño

Si de verdad quieres marcharte,
hazlo inmediatamente.
Levanta con cuidado el cobertor,
para que no sienta frío,
y cierra despacio la puerta al salir,
para no despertarme con el ruido.
Así, llegaré a pensar
que sólo has sido un sueño.

Pedro Casas Serra (04-02-1994)

domingo, 19 de septiembre de 2010

Tu beso

Es tu beso como el vino,
para mis labios sedientos,
es el néctar más divino,
resucita hasta los muertos.

Pedro Casas Serra (19-02-1993)

sábado, 18 de septiembre de 2010

Un minuto

Son las once
y treinta y tres
de la mañana,
(cierro los ojos)
el sol calienta mi cara,
el aire es fresco,
se oyen los pasos
y las voces
de unos escolares,
se escucha el canto
de las cotorras
y el zureo
de las palomas,
suena lejano
el rumor del tráfico,
(abro los ojos)
sus sombras
se mueven con ellos
-los escolares-
distintos verdes
en los árboles,
algunos marrones
en el suelo,
y el gris-azul-plata
del cielo,
forman la postal
que veo
desde el banco
en que sigo sentado
a las once
y treinta y cuatro.

Pedro Casas Serra (11-02-1993,02)

viernes, 17 de septiembre de 2010

Los tres regalos

En los días pasados
me han hecho tres regalos.

El primero una flor
sin apenas color,
pero con su fragancia
me perfuma la estancia.

El segundo un cachorro
de perro de mil leches,
que me llena de babas
cuando entro por la puerta.

El tercero es un gato
de aspecto mojigato,
que cuando me desnudo
ya me espera en la cama.

No necesito más
para vivir feliz:
huelo bien, voy lavado
y duermo calentito.

Pedro Casas Serra (26-01-1993)

jueves, 16 de septiembre de 2010

¿Qué te ha hecho la rosa?

¿Qué te ha hecho la rosa,
para que pases junto a ella sin mirarla,
despreciando su color y su fragancia,
que te ofrece como un regalo inesperado?

¿Qué te ha hecho la aurora,
para que impidas con cortinas y celajes,
que penetre en tu alcoba y te despierte,
con su lengua caliente que anuncia la mañana?

¿Qué te ha hecho la brisa,
para que te cubras con mantones y pañuelos,
privándole de acariciar tu rostro y alborotar tu pelo,
convirtiéndolos en radiante sol y en fugaz cometa?

Pedro Casas Serra (26-10-1992)

martes, 14 de septiembre de 2010

Pocas cosas hay...

Pocas cosas hay
como entrar en el mar despacio
y que el agua
vaya subiendo por tu cuerpo
produciéndote diversas sensaciones
según la parte del mismo que alcanza.
Nadar unas brazadas
alejándote de la orilla,
y dejarte balancear haciendo el muerto.
Y si es un día de ésos
en los que hace resaca,
vencer la misma,
y al llegar donde rompen las olas,
dejarte arrojar a la playa
como un madero viejo.

Pedro Casas Serra (08-10-1992)

Just queia la tarda...

Just queia la tarda quan et vaig coneixer,
un día d’estiu de l’any 92, a
l’hora que les llums es fonen amb les ombres
i un aura màgica ens envolta
anunciant que quelcom està per succeir.

Tenies l’aspecte d’un estudiant perdut en un examen.

Enllaçarem les mans i
sentirem fondre els nostres polsos,
t’atensares
i ens vam xuclar l’alé l’un a l’altre
mentres ens descubriem,
obrint el cofre d’un tresor que espero duri sempre.

...

Justo anochecía cuando nos conocimos,
un día de verano del 92, a
la hora que la luz se funde con las sombras
y nos envuelve un aura mágica
anunciando que algo va a ocurrir.

Tenías el aspecto de un estudiante perdido en un examen.
Enlazamos las manos y

aspiramos nuestro aliento
mientras nos descubríamos,
observando un tesoro que espero dure siempre.

Pedro Casas Serra (02-10-1992)

lunes, 13 de septiembre de 2010

La mirada

Rosas, violetas y jazmines,
guitarras, panderetas y violines.
Mariposas, codornices y faisanes,
sequoias, abedules y pinsapos.
Piedras, rocas y peñascos,
hormigas, lagartos y conejos.
Lumbre, mesa y sillas,
pan, queso y morcillas.
Cirros, estratos y cúmulos,
zuecos, paraguas y chubasqueros.
Sol, luna y estrellas,
pluma, poeta y cuartillas.
Cama, almohada y amado,
mano, beso y estrujado.
Nieve, lluvia y granizo,
sueño, llanto y golpes...

Y no vuelvas a decir que el mundo está vacío
y que no vale la pena seguir viviendo,
alza la cabeza y sin moverla
empieza a describir cuanto ves,
más de cien cosas te han de salir
y eso tan sólo en lo que abarca una mirada.

Pedro Casas Serra (07-09-1992)

domingo, 12 de septiembre de 2010

Palotes

Canta el jilguero,
se abre la flor,
y de mañanita
despierta mi amor.

Barquito velero
hecho de papel,
lleva mi mensaje
flotando hasta él.

Nubecillas blancas
que tapáis el sol,
apartaos un poco
que llegue mi beso.

Quiero estar delante
cuando abra sus ojos,
que lo que primero
vea, sea mi rostro.

Las horas se alargan
cuando no lo veo,
minuto a minuto
crece mi deseo.

Conejito blanco
salió de chistera,
cuando tu naciste
nació primavera.

Adelfa florida
de porte bravío,
que de un riachuelo
has hecho un río.

Como florecillas
que cogía de niño,
traigo estos palotes
con mucho cariño.

Pedro Casas Serra (02-09-1992)

sábado, 11 de septiembre de 2010

Como una estrella pasa por el cielo...

Como una estrella pasa por el cielo,
pasaste por mi cuerpo,
tu paso fue fugaz,
pero tu resplandor es permanente.

De claridad brillante me sembraste
y después te fuiste,
mi cuerpo aún reluce,
en plena oscuridad, fosforescente.

Conservaré tu brillo para siempre,
recuerdo de un instante,
en un día total,
merecedor de durar eternamente.

Pedro Casas Serra (14-08-1992)

viernes, 10 de septiembre de 2010

Imágenes

Las palomitas que comíamos
en el cine al aire libre de Garrucha,
nuestras partidas de ping-pong
en el camping nudista de Vera,
el sabor del tomate
cortado a rajas y salado,
esas playas inmensas y desiertas
del norte de Almería,
el pescadito frito
de los bares del puerto garruchano,
sus gentes paseando con traje de domingo,
los sofisticados restaurantes de Mojácar
y la dilatada panorámica desde su plaza...
son como estampas brillantes
sobre las que nos veo movernos,
y que guardo con cariño en el fondo de mi corazón.

Pedro Casas Serra (30-07-1992)

jueves, 9 de septiembre de 2010

El arco iris

Los suspiros de mi amante
guardé en un frasco,
de cristal de Mallorca
color cobalto.

Si me pongo malito
abro la tapa,
pero muy despacito
que se me escapan.

Verdes los de la espera,
los del encuentro rojos,
los del recuerdo son
del color de sus ojos.

Añado mis suspiros
a los que habían,
mis pulmones vacíos,
si aún pudieran, suspirarían.

Y abriendo el frasco,
un arco iris formo en el cielo,
y escrita en él la frase:
¡Cuánto te quiero!

Pedro Casas Serra (29-07-1992)

miércoles, 8 de septiembre de 2010

La cometa

Pequeña cometa
que te elevas
y bailas
en el cielo:

¿Qué vés
desde la altura
a que te he alzado
al desplegar el hilo?

¿Es bonito danzar
al son del viento,
trazando círculos
y haciendo remolinos?

¿No te marea
tanto movimiento?
¿No sientes vértigo
ante esa altura?

Si se parara el viento,
caerías en picado
y te estrellarías
contra el suelo.

Te romperías
en mil pedazos
y no podría
volver a levantarte.

Prefiero recogerte
aún entera,
para alzarte mañana
por la mañana.

Pedro Casas Serra (27-07-1992)

martes, 7 de septiembre de 2010

Mi niño bonito

Niño, ¡cómo me gustas
cuando vas de bonito,
con zapatos brillantes,
pantalones tejanos,
camisa blanca
y bien peinadito!

Niño, ¡cómo me llamas
al bailar sevillanas,
con tu culo torero,
taconeo marcial,
andares de gacela
y manos de gitana!

Niño, ¡cómo me enganchas
cuando me miras,
con tus cejas-peinetas,
pestañas-abanicos
y ojos-claveles,
que riegas con esmero de jardinero!

Niño, ¡cómo me embrujas
cuando me hablas,
con dulzura de esclava
y gracejo de moro,
nieto de constructores
de la Torre del Oro!

Niño, ¡mi niño bonito!,
¡el más bonito del mundo!,
¡qué guapo que eres!,
¡pastelillo de crema!,
¡azucar candi!,
¡envidia de la tropa de churumbeles!

Pedro Casas Serra (15-02-1994

lunes, 6 de septiembre de 2010

Niño que vas a la fuente...

Niño que vas a la fuente
con el cántaro blanco,
¡saca el agua dulce!,
¡que suenen guijarros
al bajar la cuesta
de regreso a casa!

¡Estalla la luz
por entre las hojas
que mueve el aire,
oyéndose un roce
como el de tus piernas
cuando se abren!

¡Tu canción
en volutas de humo
se pierde en el aire,
quedando el aroma
de alguna palabra
más amable!

Niño redondo,
¡color de nata fresca
y remolacha!,
¡peinado de sudor!,
¡vestido de sonrisa!,
¡calzado con la brisa!

Pedro Casas Serra (23-02-1993)

domingo, 5 de septiembre de 2010

Esta mañana, te he visto, amor...

Esta mañana, te he visto, amor,
en Plaza Cataluña llevando a un niño de la mano,
era tu paso y era tu ternura.
Y después, en las Ramblas, te he vuelto a ver, amor,
sentado en la terraza de un bar,
mirando a la gente, con tu expresión reconcentrada y ausente.
Y he vuelto a verte en un banco del puerto,
en abandono, con los ojos cerrados calentándote al sol.
Y aún te he visto otra vez, en el autobús que pasaba,
era tu nariz, amor, era tu frente.

Pedro Casas Serra (26-01-1993)

sábado, 4 de septiembre de 2010

La mariposa

¿Eres el mismo
-enfundadas las piernas
en medias de seda, rodeado
tu sexo por un aro
y aspirando popers-
que hace cinco minutos
estaba sentado en el salón?

Como una crisálida
-deshaciéndote de la ropa,
de las gafas y del reloj,
de la prisa, del gesto contenido-
te has abierto
mostrando tus nuevos atributos,
te has hecho mariposa.

Extraño ser
-que ni corre ni vuela
pero flota y se expande
y que suena y que brilla
y que endulza-
listo para apresarme,
peregrino del tiempo.

Tu vientre
-rodeado de ojos y de manos,
de narices que aspiran,
de bocas que humedecen
y de pieles brillantes-
caliente cual crisol,
es mi reclamo.

Déjame probar
-borracho de deseo
incontenido que palpita
y calienta mi cuerpo
convulso y anacrónico-
duro y suave,
la dulzura de tu pene.

Eres dios
-por tu fuerza, tu vigor,
tu potencia, tu calor,
tus gemidos,
tu dulzura, tu destreza,
tu suavidad, tu ligereza-
eres diosa.

Pedro Casas Serra (26-01-1993)

viernes, 3 de septiembre de 2010

Sueños de adelfas, de toros y de mariposas

Yo tengo la esperanza, mejor decir anhelo,
de por fin alcanzar aquello que yo quiero.
Me atrae el sol, brillando a través de los árboles,
las nubes escalando, correré por los aires.
Abrazaré la hierba, perlada de rocío,
me uniré con la tierra, la diosa del estío.
Mi desnudado cuerpo vestiré con las olas
del mar que llena el puerto, que golpea las rocas.
Canto de las sirenas, brisa sobre mi pecho
que erizará mi vello, hundiéndome en el sueño.

Sueños de adelfas, de toros y de mariposas,
despertares de abrazos y besos entre rosas.
- Esa ala que te roza no es otra que mi mano,
sólo tibio y suave es abrazo de hermano.
- Ese aliento en tu boca procede de la mía,
mezclando nuestro aliento, unamos nuestras vidas.
- Esas inquietas manos que recorren tu cuerpo febrilmente,
déjalas que ardorosas, manoseen, investiguen, penetren.
- Como hojas caídas tras tórrido verano
quedarán nuestros cuerpos cogidos de la mano.

Voces de transeúntes me despiertan del sueño,
en que mi pensamiento embarcose risueño.

Pedro Casas Serra (12-08-1992)

jueves, 2 de septiembre de 2010

El slip

Con estos versos vuela mi esperanza,
¡liviana flor!,
más si el destino alcanza,
germinará,
cubriendo con mis besos,
tu piel morena
expuesta al sol, salvo un slip de esos.

Tu negro bañador, tapando lo imposible
de ver lucir
en público visible,
y tu vecino,
que al cruzarse de pie sobre la arena,
me permite
imaginar tu desnudez más plena.

Tienes figura de muchacho moro,
que enamora
cual incógnito tesoro
de Alí Babá,
y si lo que veo me resulta tan bello...
¿cómo será
lo que bajo el slip se oculta, aquello?

Pedro Casas Serra (08-08-1992)

miércoles, 1 de septiembre de 2010

¡Esperándote!

No deseo otra cosa sino dormir contigo
para encontrar tu muslo al alargar la mano.
¡Es todo tan difícil!

Son demasiados años de estar durmiendo a solas
perdido en una cama que se me ha vuelto grande.
¡Me falta la costumbre!

Cuántos instantes de placer perdidos
y cuánto esperma desaprovechado.
¡Hundieron mi conciencia en el pecado!

Maté mi alma, y mi cuerpo, liberado,
corre anhelando el abrazo del amigo.
¡Qué dulce es la ilusión!

Vivir es algo más que ver pasar los días,
es meterse hasta el cuello, es zambullirse.
¡Esperándote!

Pedro Casas Serra (27-07-1992)

martes, 31 de agosto de 2010

Caramelito

Caramelito
corto
de sabor
bendito.


Quisiera que fueras como un niño
para así sentarte en mis rodillas,
y explicarte un cuento de piratas
en el que siempre ganarían los buenos.

Sueños
felices,
dulces
sueños.


¡Cómo me gustaría besuquearte,
pellizcar tus mejillas mofletudas,
levantarte en volandas
y hacerte dar vueltas en molinillo!

Pastelillo
sabroso
color
membrillo.


Y ver tus ojos abiertos como platos,
y oír tu risa explotar atropellada,
y pedirme insaciable: ¡más!, ¡más!,
cuando agotado fuera a bajarte al suelo.

Buñuelo
grande
relleno
de cielo.


Me gustaría ser ese tío amable
cuya llegada se espera alborozado,
pues siempre trae una sorpresa
y ganas de llevarte al parque.

La barca
ligera
cruza
la charca.


Pedro Casas Serra (20-07-1992)

lunes, 30 de agosto de 2010

El minotauro

Con albahaca lavo tu cara
y tus manos con agua de romero,
para tu torso uso salvado,
para tus pies flor de ibisco.

Tus cabellos rocío con lavanda
y tu cuerpo unjo con aceite.
- No necesitas hoy vestir tu túnica
ni tampoco calzar tus sandalias.

Ciño tu frente con laurel
y tus brazos con flores de azahar,
rodeo tu cintura con margaritas
y tus tobillos con campanillas.

- Vamos a la arena de la plaza,
sube al estrado y deja
que el artista plasme tu figura,
para que el vencedor de hoy venza a la muerte.

Como toro bravío de robusta cabeza,
mirada retadora, rotundo cuerpo,
fuertes pies, fuertes piernas, fuerte tronco...
todo en tí rebela tu potencia.

Cuerpo negro, de azabache brillante,
coronado de hojas como espadas,
que nos enseñas impúdico tu fruto,
entre tus patas posteriores, alzado.

Pedro Casas Serra (20-07-1992)

domingo, 29 de agosto de 2010

Letanía de los hombres bellos

¡Señor,
hay tantos hombres bellos a mi alrededor!

¿Por qué
pusiste tantas causas a mi perdición?

Tal vez
merezca tu castigo y la condenación.

Da igual,
la vista se me pierde en la contemplación.

También
las manos se me escapan en persecución.

Y así,
mi cuerpo es aspirado por la atracción.

Decís
que acariciar a un hombre es una perversión,

pero
que es lícito matarlo en una ejecución.

No sé
quién formulo las reglas de esta aberración,

quizás
pudiéramos cambiarlas a un mundo mejor.

Pedro Casas Serra (11-07-1992)

sábado, 28 de agosto de 2010

Amar a un hombre...

Amar a un hombre
es como besar una rosa,
como cruzar la brisa
volando en parapente.
Así es amar a un hombre.

Como pisar la hierba,
descalzo, húmeda del rocío,
y meterse en el mar
hasta media cintura en el invierno.
Así es.

Amar a un hombre es
como embriagarse de estrellas,
como romper las cadenas,
como bailar en las nubes,
como dormir junto a un tigre.

A un hombre,
es como explotar una mina,
como cultivar un huerto,
como reñir a un niño.
Así es amar a un hombre.

Pedro Casas Serra (30-06-1992)

viernes, 27 de agosto de 2010

El océano de la soledad

He naufragado
y voy a la deriva
por el océano
de la soledad.

¡Quién encontrara
una tabla amiga
a la que asirse
para descansar!

Unido a ella,
quizás alcanzaría
la tierra
de la compañía.

Donde todo animal
tiene pareja
y todos los pájaros
hacen nido.

...


Querido amigo:
No pretendo otra cosa
que algo de compañía
de la que andas sobrado.

Porque estoy perdido
en un laberinto
que crece
con el tiempo.

Mis palabras
chocan en sus paredes,
retumban
y me vuelven.

Necesito alguien
en quien confiar,
con quien hablar,
a quien escuchar.

De lo contrario,
voy replegándome
en mi mismo
como un feto.

Pedro Casas Serra (26-06-1992)

jueves, 26 de agosto de 2010

Doncel enamorado

Doncel enamorado, que pasas
con toda tu apostura, y tienes
un caminar pausado, y luces
entera galanura.

Tu cuerpo indiferente, atrae,
tanta es su hermosura, al paso
los ojos de la gente, que fija
la vista en tu figura.

Eres alto de talla, posees
piernas descabalgadas, conjugas
espaldas de batalla, con brazos
hechos para la armada.

Estrecho de cintura, tu vientre
liso del galanteo, tus nalgas
por el caballo duras, te acreditan
capitán general del rejoneo.

Pedro Casas Serra (19-06-1992)

miércoles, 25 de agosto de 2010

Una sonrisa escrita

El día que me muera,
quiero dejar una sonrisa escrita:
Gracias por tantos gestos y miradas,
por los abrazos, los besos, la ternura.


Volaré, como lo hace el polluelo,
con la inseguridad del primer vuelo.
Pero... si flores hay en esta orilla,
¿por qué no habría de haberlas en la otra?

Pedro Casas Serra (15-06-1992)

martes, 24 de agosto de 2010

La primera vez

Llegamos al albergue, que ella ya conocía,
de Sant Privat de Bas, cerca de Olot.
Yo estaba excitadísimo, pero novato en sexo,
no sabía que hacer. Ella me fue guiando.
Así, con nuestros cuerpos, inventándonos juegos,
jugamos como niños que estrenan un juguete,
hasta que, derrengados, nos quedamos dormidos.
Luego más tarde, creo, nos fuimos de paseo,
pero no se que hicimos porque iba como ido,
y sentía en mi oído como un campanilleo:
¡lo hiciste!, ¡lo hiciste!... repetía.

Pedro Casas Serra (10-06-1992)

lunes, 23 de agosto de 2010

El chico de la playa

Te recuerdo desnudo, tendiéndome la mano,
en el difícil paso del sendero, que a pico,
bajaba hasta la playa nudista del Algarbe.

Cuando me hallé en peligro, no hizo falta llamarte,
viniste al ver mi apuro, y, salvado el obstáculo,
desapareciste sin mediar palabra.

Y me ha quedado la imborrable imágen
de que eras como un héroe pagano,
nacido de la tierra, el sol y el aire;

que encarnabas la vida,
surgiendo del paisaje entre las peñas.

Pedro Casas Serra (28-05-1992)

domingo, 22 de agosto de 2010

Adiós

Por el caliente camino,
polvoriento y pedregoso,
el caballo cabecea
y pasa al paso,
rueda la rueda
del carro cacharro,
detrás, despacio,
camina el can,
el gitano gira
su cabeza calva
y mueve la mano
diciendo adiós.

Pedro Casas Serra (13-05-1992)

sábado, 21 de agosto de 2010

El niño pequeño

Había una vez un niño
sentado sobre un sombrero,
y era tan pequeño el niño
y era tan grande el sombrero,
que las piernas le colgaban
sin que tocaran el suelo.

Pedro Casas Serra (11-1991)

sábado, 14 de agosto de 2010

Platero

¡Platero!, ¡Platerillo!, ¡Platerete!,
le decía Juan Ramón con voz muy queda,
y él le respondía
rebuznando suavemente.

En su alforja derecha
llevaba flores rojas
y en la izquierda azules,
en su cabeza un sombrero
y en el cuello cascabeles.

Calló la voz de Juan Ramón,
pero resuenan aún de Platero los cascabeles.

Pedro Casas Serra (11-1991)

Dejo constancia

"LLEIDA.- El juzgado penal
número 3 de Lleida ha conde-
nado a dos hombres a 18 me-
ses de carcel y multa de
1.800 euros, por haber arroja-
do 33 litros de lejía al río Fla-
misell, lo que causó la muer-
te de 1.584 truchas. Además,
como responsabilidad civil,
deberán indemnizar con
10.000 euros al Ayuntamien-
to de La Torre de Capdella.
El 27 de junio del 2006 los
acusados fueron denunciados
por carecer de licencia para
pescar. Se dirigieron a un
centro comercial y compra-
ron siete garrafas de lejía con
el fin de provocar la mayor
muerte de peces. / Agencias"
(La Vanguardia, 20-11-2010).



Es agradable tomar el sol,
tumbado en el césped,
oyendo los pájaros
y oliendo las flores,
refugiarse a la sombra de un árbol,
refrescarse en un río,
bañarse en el mar...

Dejo constancia de ello
para las generaciones venideras,
cuando el sol no se pueda tomar,
ni haya césped,
ni pájaros, ni flores, ni árboles,
y en los mares y ríos no podamos bañarnos:
encerrados en nuestras construcciones
con aire acondicionado y sol artificial,
miraremos películas futuristas
donde saldrán árboles,
flores, césped, pájaros, ríos, mares.

Pedro Casas Serra (07-05-1991)