jueves, 25 de noviembre de 2010

Las palabras

Son como cestos
capaces de contener océanos.
Son como hilos
con que tejer alfombras voladoras.
Son como espejos
que producen destellos.
Son ligeras
para viajar en el viento.
Son pequeñas
para caber en un libro.
Son resistentes
para vencer al tiempo.
Son jardines deliciosos,
viajes a ninguna parte,
grutas de las maravillas.
Tienen pies como los patos,
cola como las serpientes,
alas como los dragones.
Cantan como los jilgueros,
brillan como las estrellas,
lloran como los niños.
Ríen sin dientes,
atraviesan corazas,
corren como galgos...

Pedro Casas Serra (11-11-2005)

4 comentarios:

  1. ¡Maravillosa metáfora!: Las palabras
    son como espejos
    que producen destellos

    Te felicito Pere Casas, por este poema tan especial...¡Único!...y mira que a mí, me cuesta comentar textos...pero...pero...pero, a través de los destellos, transparencias de los espejos se puede transgredir la realidad de tal manera que nos puede hacer vivir infinitas experiencias...
    Un besazo cósmico...¡Te lo mereces!

    ResponderEliminar
  2. Una obra escrita con tu sentimiento
    que nace de esa luz, que se siente
    llego a tu vida, y con el talento que
    Dios te ha bendecido.

    UN BESITO
    AMALIA

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Joseba, por tu comentario que me llega con toda tu efusividad.

    Un fuerte abrazo.
    Pedro

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Amalia, por acercarte a mis versos y dejarme tan hermosas palabras.

    Un fuerte abrazo.
    Pedro

    ResponderEliminar