sábado, 9 de enero de 2016

Sauce

Árbol que lloras, por qué
saludas al viento,
y con suave movimiento,
le haces el paripé;
tu fronda, besando esté
las mejillas
de la tierra que rastrillas;
y así, a los enamorados,
protejas de los cuidados
de cotillas.

Pedro Casas Serra

No hay comentarios:

Publicar un comentario