lunes, 4 de enero de 2016

Ángeles

Dónde están los que al verme, me miraban risueños,
los que bajo sus alas protegían mi andar,
los que me sonreían animándome a hablar,
y aplaudían mis logros aunque fueran pequeños.
Yo pido que regresen del lugar de los sueños.
Cuando mis ojos secos de pena llorarán,
y mis piernas dormidas ya no me sostendrán,
y la desgana me hunda, y añore la alegría,
cuando los necesite, seguro, que ese día,
del lugar en que duermen, ellos regresarán.

Pedro Casas Serra

No hay comentarios:

Publicar un comentario