viernes, 16 de enero de 2015

Nefelibata

Acusado de inútil por ocioso,
musitando y contando por lo quedo,
coplista, trovador, bardo o aedo
se mete en cualquier lío por curioso.

A veces cortesano y sentencioso,
otras asustadizo hasta dar miedo,
embobado, abismado y caviloso
mira el mundo de lo alto de un roquedo.

Andábase el poeta por los nimbos
sin acordarse de poner la bata,
abstraido y chupando sus cachimbos

por medir un mal verso, ¡vaya lata!
Como ninguno está él en los limbos,
tan conspícuo y tenaz nefelibata.

Pedro Casas Serra

No hay comentarios:

Publicar un comentario