sábado, 3 de enero de 2015

Atalante e Hipómene

La corredora Atalanta,
a galán menos veloz,
asesinaba feroz
en menos que un gallo canta.

A Hipómene en la garganta,
no le queda casi voz,
cuando con ritmo precoz,
Atalanta lo adelanta.

Pero el avispado mozo,
para frenar la maroma,
le arroja de oro una poma.

Y así, con inmenso gozo,
ella la manzana toma...
¡y con su pan se lo coma!

Pedro Casas Serra

No hay comentarios:

Publicar un comentario