lunes, 12 de enero de 2015

El oráculo de Delfos

De nada te sirvieron tus ofrendas,
Creso, rey de los lidios, cuando fuiste
al santuario de Delfos, a pedir
respuesta al dios Apolo en tu consulta.

Preguntaste al oráculo qué rey
sería el victorioso, y la Pitia
te contestó: “Si Creso cruza el Alis,
destruido será un gran imperio.”

Leíste mal la recomendación:
el imperio que iba a ser destruido
no era el de Ciro el Grande sino el tuyo.

La voluntad de un dios no puede ser
comprada, amigo Creso, y sus palabras
oscuras son y ambiguas, ¡mala suerte!

Pedro Casas Serra

No hay comentarios:

Publicar un comentario