miércoles, 14 de enero de 2015

Fábula del halcón y el ruiseñor

Para los reyes, aunque sean sabios,
narró en Grecia, Hesíodo, esta historia:
“Un halcón así habló a un ruiseñor,
ave de variopinto cuello, mientras
lo llevaba muy alto entre las nubes
atrapado en sus garras: Infeliz,
¿por qué chillas?, ahora, uno más
poderoso te tiene. Irás donde
te lleve yo, por más bello que trines,
servirás de comida si yo quiero
o te dejaré libre. Loco es quien
osa alzarse a la altura de los fuertes,
de la victoria así se ve privado
y sufre vejaciones y suplicios.”

Y Hesíodo añadió: “A peces, brutos
y aéreas aves toca, unos a otros,
devorarse. Al hombre, hacer justicia.”

Pedro Casas Serra

No hay comentarios:

Publicar un comentario