miércoles, 18 de febrero de 2015

Mi cuerpo es mi presente: Mi ángel

La siguiente poesía -”Mi ángel”- la escribí como un reto. Conocí una obra que reunía 54 poesías y prosas con los ángeles como tema. Quise hacer mi contribución, que desde luego, quería ser distinta. Mi ángel no es de escayola pintada, sino humano, hasta demasiado humano diría yo. Podría decirse que es una poesía al estilo de los llamados “poetas malditos”, como Baudelaire o Rimbau, a los que admiro.

 
Mi
ángel,
provisto de
venerea espada,
no es portero de fincas
sino descerrajador de sexos,
no es niñera de escayola pintada
sino depredador de fuerte músculo,
no vocero de asexuados hechos
sino mensajero del placer;
su presencia es su voz,
su palabra sexo,
su rastro
semen

No hay comentarios:

Publicar un comentario