jueves, 2 de julio de 2015

Añoranza: La niña juega a la comba...

La niña juega a la comba
en el patio de su casa,
y a cada vuelta de cuerda
de su vida un año pasa.

Empieza con ocho años
luciendo coletas de oro,
que guarda en cofre de plata
como un inmenso tesoro.

Una vuelta y son ya nueve
y hay que alargarle la falda,
el cabello le resbala
como río por su espalda.

Otra vuelta y son ya diez
y ha cambiado de peinado,
lleva en alto dos moñetes
cual príncipe coronado.

Y al llegar hasta los once
le ha variado la expresión,
pelo corto y con chavete
cual nuevo Napoleón.

A los doce años cumplidos
empieza a tener la regla,
los pechitos ya le apuntan
como flores en la sierra.

A los trece ya ha estrenado
zapatitos de tacón,
sale de casa dispuesta
a cazar algún león.

A los catorce siguientes
hace bis con las amigas,
hablan de príncipes tristes
convertidos en ortigas.

...Otra vuelta y son ya ochenta
y la cuerda se ha enredado,
¡Adiós sueños y conventos,
este cuento se ha acabado!

Pedro Casas Serra

No hay comentarios:

Publicar un comentario