miércoles, 8 de julio de 2015

Añoranza: Justo anochecía...

Justo anochecía cuando nos conocimos
Un día de verano del 92, en
La hora que la luz se funde con las sombras
Y nos envuelve un aura mágica
Anunciando que algo va a ocurrir.

Tenías el aspecto de un estudiante perdido en un examen.
Enlazamos las manos y

Aspiramos nuestro aliento
Mientras nos descubríamos,
Observando un tesoro que espero dure siempre.

Pedro Casas Serra

2 comentarios:

  1. Muy sensible y poéticamente descrito ese mágico momento del encuentro de dos almas, de dos cuerpos, de dos corazones palpitando.
    Mi felicitación.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus oalabras, Fany.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar