sábado, 17 de agosto de 2013

Delirio

¡Los perros! Probarán primero con ellos. Daira no, antes la mato, la tiro bajo un coche, la despeño, la suelto como al del camping...
El camping, la casa, el perro, el susto, el miedo, el terror, la angustia, la paz... Y después la muerte, la vida, el amor... ¿Amor? ¿No es un sueño del psiquiátrico?
La Rosa, les llàgrimes de l'Hortensia, els silencis d'en Francesc, els vestits (primer blanc, després vermell) de les infermeres en cap...
Què he de fer? Escribe, pero no a nosotros que estamos demasiado lejos... con los locos.
Are you americans boys of President George Busch? Kennedy is dead. You tomorrow, in a nuclear explosion.
¡Llevadme al Líbano, a Ammán, a Damasco, a El Cairo, a Bagdad! Si sois hermanos, ¡por qué jugáis con el petróleo y con las vidas?
La doctora... ¿Cómo se llama? ¿Qué hago? ¿Firmo? ¿Cuándo saldré? ¿Cómo llamar sin monedas? ¿Y fumar? ¡Dormir sin tener con quien hablar!
Sus risas entrecortadas, sus espasmos, su ensuciarse encima, la que sólo mira, la que no oye, el payés, la sirena,el kuwaití-iraquí.
L'altre només entén rús: No, no me llevéis a Petrogrado, porque la guerra va a estallar mientras yo duermo a causa de los somníferos... No hay tiempo.
¿Quién me oirá? Sólo tú en el momento justo, ¿me quieres? Las mujeres y los niños primero... Yo el último. Escarlata no, ¡cuídamela!
"Encantados de serviros, gracias" dice la máquina de tabaco.

Pedro Casas Serra (08-1990)

No hay comentarios:

Publicar un comentario