viernes, 31 de diciembre de 2010

Pentitevi, fratelli!

Corría el año 9-9-9
y el pánico cundió en la cristiandad
cuando se difundió la novedad
que caerían diez de cada nueve.

Y a finales del Siglo XIX
tríos de críos de muy corta edad
"El Anticristo viene de verdad"
decían sin hacer prueba del nueve.

¡No eran iluminados esos tíos
que proclamaban tal insensatez
como la propia cola muerde el pez!

Pero escuchad mi voz: ¡Arrepentíos
hermanos!, que ya llega 2010,
va a la vencida la tercera vez.

Pedro Casas Serra (12-12-2009)

jueves, 30 de diciembre de 2010

Incidente

Ráfagas de luz iluminan una sombra.
Pero... ¿donde está el cuerpo?
Manchas secas de sangre explican lo ocurrido.

Pedro Casas Serra (13-06-2009)

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Las 4 estaciones de P.C.S.

Es primavera,
mi pequeña cometa
baila en el cielo.

***

Verano ansiado,
en el mar introduzco
mi cuerpo blanco.

***

Llegó el otoño,
encierro mis sandalias
en el armario.

***

Invierno gélido,
brotan entre mis dedos
los sabañones.

Pedro Casas Serra (13-05-2009)

martes, 28 de diciembre de 2010

"Una niñita tira del mantel" de Wislawa Szymborska

Desde hace más de un año se está en este mundo,
y en este mundo no todo se ha examinado
y puesto bajo control.

Ahora a prueba están las cosas
que no pueden moverse solas.

Hay que ayudarlas en eso,
correrlas, empujarlas,
cogerlas de un lugar y trasladarlas.

No todas quieren, por ejemplo el armario,
la cómoda, la inflexible pared, la mesa.

Pero ya el mantel sobre la testaruda mesa
-si se lo agarra bien de las orillas-
muestra disposición al viaje.

Y sobre el mantel los vasos, los platitos,
una jarrita con leche, cucharitas y un tazón
hasta tiemblan de ganas.

Muy interesante,
qué movimiento elegirán
cuando ya se agiten en el borde:
¿recorrido por el techo?
¿vuelo alrededor de la lámpara?,
¿salto a la ventana y de ahí a un árbol?

El señor Newton no tiene aún nada que ver con eso.
Que mire desde el cielo y agite los brazos.

Esta prueba tiene que hacerse.
Y se hará.

Wislawa Szymborska. De Instante (2004)

lunes, 27 de diciembre de 2010

Corazón dormido

Dime, corazón dormido,
¿quién me despertará?
¿cuándo, con su carcaj y sus flechas,
vendrá mi amigo?

- Embárcate, marinero,
que no serás el primero,
pero, si Amor te acompaña,
sí el último.


Sus brazos son mi barco,
navego seguro en él,
su sonrisa mi divisa,
la enseña de mi bajel.

Sus besos me arrastran,
como los vientos alisios,
de un extremo a otro
de mi paraíso.

Pedro Casas Serra (23-03-2009)

domingo, 26 de diciembre de 2010

Dos cuerpos

Somos dos cuerpos que se abrazan.
Mientras sigamos abrazados, seguiremos vivos.
Si nos separamos, nos disolveremos en el vacío.

Pedro Casas Serra (16-01-2008)

sábado, 25 de diciembre de 2010

A la orillita del mar...

A la orillita del mar
estoy con mi amor jugando;
yo le acabaré besando
si el me comienza a besar.

Si el me comienza a tocar,
yo le acabaré tocando;
a la orillita del mar
estoy con mi amor jugando.

Luna, te vas a ocultar
por no seguirnos mirando;
yo le acabaré abrazando
si el me comienza a abrazar.
A la orillita del mar.

Pedro Casas Serra (17-10-2007)

jueves, 23 de diciembre de 2010

"Nadal " de Joan Salvat-Papasseit

A Emili Badiella

Sento el fred de la nit
i la simbomba fosca.
Així el grup d'homes joves que ara passa cantant.
Sento el carro dels apis
que l'empedrat recolza
i els altres qui l'avencen, tots d'adreça al mercat.
Els de casa, a la cuina,
prop del braser que crema,
amb el gas tot encès han enllestit el gall.
Ara esguardo la lluna, que m'apar lluna plena;
i ells recullen les plomes,
i ja enyoren demà.
Demà posats a taula oblidarem els pobres
-i tan pobres com som-.
Jesús ja serà nat.
Ens mirarà un moment a l'hora de les postres
i després de mirar-nos arrencarà a plorar.

Joan Salvat-Papasseit



Navidad

Siento el frío nocturno
y la oscura zambomba.
Como el grupo de jóvenes, que ahora pasa cantando.
Siento el carro de apios
que apoya en la calzada
y los otros que pasan, todos hacia el mercado.
Mi gente, en la cocina,
junto al brasero ardiendo,
con el gas encendido han preparado el gallo.
Miro ahora la luna, que me parece llena;
ellos barren las plumas
y ya añoran mañana.
En la mesa, mañana, no existirán los pobres
-¡y tan pobres que somos!-.
Jesús ya habrá nacido.
Nos mirará un instante al llegar a los postres
y después de mirarnos arrancará a llorar.

Joan Salvat-Papasseit

(versión de Pedro Casas Serra)

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Un soneto para Juliana

Un soneto me manda hacer Juliana,
poniéndome el de Lope por modelo,
jamás tan lejos ví yo de mí el cielo
como en tan claro día esta mañana.

No me trates tan mal, dulce Juliana,
no me quieras hundir, que yo te quiero,
por eso de tu boca sólo espero
la dulce miel de la flor más temprana.

Ya que hacerte me mandas un soneto,
no me impongas a Lope por modelo,
deja mi inspiración brotar del cielo.

Que teniendo yo en tí mi amor secreto,
para nada de Lope flores quiero,
pues con las mías sólo amor espero.

Pedro Casas Serra (07-06-2007)

martes, 21 de diciembre de 2010

"Para Sempre" de Carlos Drummond de Andrade

Por que Deus permite
que as mães vão-se embora?
Mãe não tem limite,
é tempo sem hora,
luz que não apaga
quando sopra o vento
e chuva desaba,
veludo escondido
na pele enrugada,
água pura, ar puro,
puro pensamento.

Morrer acontece
com o que é breve e passa
sem deixar vestígio.
Mãe, na sua graça,
é eternidade.
Por que Deus se lembra
- mistério profundo -
de tirá-la um dia?
Fosse eu Rei do Mundo,
baixava uma lei:
Mãe não morre nunca,
mãe ficará sempre
junto de seu filho
e ele, velho embora,
será pequenino
feito grão de milho.

Carlos Drummond de Andrade




Para Siempre

¿Por qué Dios permite
que las madres marchen?
En Madre no hay límite,
es tiempo sin hora,
luz que no se apaga
cuando sopla el viento
y cae la lluvia,
terciopelo oculto
en piel arrugada,
agua y aire puros,
puro pensamiento.

Morir acontece
si se es breve y pasa
sin dejar vestigio.
La Madre, en su gracia,
es eternidad.
¿Por qué Dios se acuerda
- misterio profundo -
de quitarla un día?
Rey fuera del Mundo,
y diera una ley:
La Madre no muere,
la madre persiste
cerca de su hijo
y él, aunque sea viejo,
se hará pequeñito
cual grano de mijo.

Carlos Drummond de Andrade
(versión de Pedro Casas Serra
)

lunes, 20 de diciembre de 2010

Nadie sabe lo que nadie sabe

Hablan de sonrisas, de luces brillantes,
de bailes, de risas, de amor...
pero nadie sabe lo que nadie sabe.

Levantan altares, emprenden novenas,
hacen caridades, sufren penitencias...
cuando nadie sabe lo que nadie sabe.

No importa que lloren, que crucen los dedos,
que luzcan sombrero, que corran...
porque nadie sabe lo que nadie sabe.

Ahí, donde por fin despertarán...
¿habrá flores? ¿habrá ríos? ¿habrá pájaros?
¿O envueltos en la noche seguirán?

Al fin y al cabo,
nadie sabe lo que nadie sabe.

Pedro Casas Serra (11-02-2007)

domingo, 19 de diciembre de 2010

"Si m'haguessis fet néixer gra de blat..." de Màrius Torres

Si m'haguessis fet néixer gra de blat,
que seria senzill d'arribar a ser una espiga!
Llucar, créixer, florir en l'aire assolellat,
entre olivers, en una terra antiga.

Si m'haguessis fet néixer raig de llum,
d'aquesta llum, Déu meu, que a tu no t'enlluerna,
m'hauria estat donat de no triar el meu rumb:
el meu destí fóra una recta eterna.

Però m'has creat home, fecund, fort.
Has obert un camí a la meva mesura,
i a cada instant he de buscar l'estel del nord
en la nit nostra, viva, però obscura.

Tinc por -tinc confiança. Servitud
no hi hauria més dura que la del home lliure
si, tant més fatigat com més s'hagués perdut,
pogués perdre el repòs del teu somriure.

Màrius Torres



¡Si me hubieras creado una simiente,
qué sencillo sería llegar a ser espiga!
Brotar, crecer, florar en el aire soleado,
entre olivos, en una tierra antigua.

Si me hubieras creado rayo-lu z,
del que, Dios mío, a tí no te deslumbra,
me habría sido dado el no elegir mi rumbo:
mi destino sería rectilineo.

Pero me has hecho hombre, fértil, fuerte.
Has abierto un camino a mi medida,
y a cada instante he de buscar mi estrella
en nuestra noche, viva, pero oscura.

Tengo miedo -confianza. Servidumbre
no habría más dura que la del hombre libre
si, más cansado cuanto más perdido,
el descanso perdiera de tu risa.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

sábado, 18 de diciembre de 2010

Sea... ¿qué?

Me sueño entre la gente de la Puerta
del Sol, arracimada para oír
sonar las campanadas de la media
noche. Tras el silencio que acompaña
a la caída de la bola que
anuncia el nuevo año, un gran estruendo
formado por los gritos del gentío
me despierta: ¡Qué seas...! Sea... ¿qué?

Pedro Casas Serra (18-12-2010)

viernes, 17 de diciembre de 2010

"Paraules de la mort" de Màrius Torres

Tu, jove moribund que ara m'has dit Amarga,
amargs són els teus llavis per comprendre el meu gust!
Si em trobessis al fons d'una vida més llarga,
quan em diries Dolça també fóres injust.

El meu sabor és fet de milions de vides
que ha apagat el meu bes, obscur en la fredor:
Astres, ànimes, déus. I ara que ets tu que em crides,
seré un instant amarga de la teva amargor...

Gran ocell de silenci, indiferent i muda
germana de la Nit, sobre la carn vençuda
el meu vol és profund i pàl.lid, però breu.

Calmo, amb dits de repòs, la seva última alarma;
però, més que l'angúnia, m'allunya d'aturar-me
la llum d'alba de l'àngel que ve darrera meu.

Màrius Torres



Palabras de la muerte

Tú, joven moribundo que me has llamado Amarga,
amargos son tus labios para entender mi gusto!
Si me hallaras al fondo de una vida más larga,
aún llamándome Dulce también fueras injusto.

Mi sabor está hecho de millones de vidas
que ha apagado mi beso, oscuro en la frialdad:
Astros, ánimas, dioses. Y ahora que tú me llamas,
seré un instante amarga de toda tu amargura...

Pájaro de silencio, indiferente y muda
hermana de la Noche, sobre carne vencida
es mi vuelo profundo, pálido, pero breve.

Con dedos de reposo, calmo su última alarma;
pero, más que el temor, me impide detenerme
la luz de alba del ángel que viene tras de mí.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

jueves, 16 de diciembre de 2010

"La torre" de Màrius Torres

El meu avi matern, que va tenir deu fills,
va fer, per a domar-los, una gran torre a l'horta.
Mig corral de pagès sense pany a la porta
i mig parc de senyors amb evònims i grills.

El jardí en el meu temps ja era vell. Acollia
amb una confiada paciència de ca,
enyoradís dels oncles que no jugaven ja,
tots els cosins de la segona dinastia.

La casa era molt dolça. Com un codony madur
que tingués nius als ràfecs i gats a la teulada.
Cada hivern es podria, ben tancada i barrada.

Ara que ja sóc gran, i seriós, i dur,
reveig uns balbadors, un pou, un hivernacle,
dibuixats en un blau decorat de miracle.

Màrius Torres



La torre

Mi abuelo materno, que tuvo diez hijos,
alzó, para domarlos, una torre en la huerta.
A medias un corral sin cerrojo en la puerta
y a medias un vergel con tejos y con grillos.

En mi tiempo el jardín ya era viejo. Acogía
con esa confiada paciencia de gran can,
añorado de tíos que no jugaban ya,
a mis primos hermanos, segunda dinastía.

La casa era muy dulce. Cual membrillo maduro
con nidos en aleros y gato en el tejado.
Se pudría en invierno, cerrada a cal y canto.

Ahora que ya soy grande, y serio, incluso duro,
recuerdo una fresquera, un pozo, un invernáculo,
pintados en azul vestido de milagro.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

miércoles, 15 de diciembre de 2010

"La sesta de l'hortolà" de Màrius Torres

Porta a la boca un brot de mareselva blanca,
de la que creix a la clamor de l'hort.
I somriu al vailet que saltarà la tanca
i li robarà els fruits quan sigui mort.

Màrius Torres


La siesta del hortelano

Lleva en la boca un brote de madreselva blanca,
de la que crece en el clamor del huerto.
Y sonríe al muchacho que saltará la cerca
y robará los frutos cuando él esté muerto.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

lunes, 13 de diciembre de 2010

"La sargantana" de Màrius Torres

Ella no em veu.
Passeja al meu entorn amb confiança
com si jo fos un roc. S'atansa,
-quasi m'espantes, cocodril pigmeu!
Si ara mogués el braç, o el peu,
com fugiria!
Però no em mouré pas.
Jo penso en tu, Senyor, potser algun dia
no t'he vist prou, de tan quiet que estàs.
Sargantana de mi, sota un cel massa ras!
Oh Déu meu, i en quin cau m'amagaria
si moguessis el braç?

Màrius Torres



La lagartija

Ella no me ve.
Pasea entorno a mi con confianza
cual si yo fuera una piedra. Se me acerca,
-casi me asustas, cocodrilo enano!
Si ahora moviera el brazo, o el pie,
¡cómo huiría!
Pero no lo haré.
Yo pienso en ti, Señor, quizá algún día
no te he visto bastante, de tan quieto que estás.
Lagartija de mí, bajo un cielo gastado!
Dios mío, en qué escondrijo me refugiaría
si movieras el brazo?

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

domingo, 12 de diciembre de 2010

"La ciutat llunyana" de Màrius Torres

Ara que el braç potent de les fúries aterra
la ciutat d'ideals que volíem bastir,
entre runes de somnis colgats, més prop de terra,
Pàtria, guarda'ns: -la terra no sabrà mai mentir.

Entre tants crits estranys, que la teva veu pura
ens parli. Ja no ens queda quasi cap més consol
que creure i esperar la nova arquitectura
amb què braços més lliures puguin ratllar el teu sòl.

Qui pogués oblidar la ciutat que s'enfonsa!
Més llunyana, més lliure, una altra n'hi ha, potser,
que ens envia, per sobre d'aquest temps presoner,

batecs d'aire i de fe. La d'una veu de bronze
que de torres altíssimes s'allarga pels camins,
i eleva el cor, i escalfa els peus dels pelegrins.

Màrius Torres



La ciudad lejana

Hoy que el brazo potente de las furias derriba
la ciudad de ideales que quisimos construir,
entre escombros de sueños, más cerca de la tierra,
Patria, guardános: -que ella no nos sabrá mentir.

Entre gritos extraños, que tu voz siempre pura
nos hable. No nos queda ningún otro consuelo
que creer y esperar la nueva arquitectura
con que brazos más libres puedan rayar tu suelo.

Quién pudiera olvidar la ciudad que se hunde!
Más lejana, más libre, alguna otra habrá
que envíe, por encima del tiempo prisionero,

latidos de aire y fe. La de una voz de bronce
que de torres altísimas se abra por los caminos,
eleve el pecho y calme nuestros pies peregrinos.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

sábado, 11 de diciembre de 2010

"Vora la mar, sobre l'arena clara..." de Màrius Torres

Vora la mar, sobre l'arena clara,
l'aigua mor als meus peus.
Mágica riu, i tremola, i encara
plena d'estranyes veus,

desvetlla al fons de la meva peresa
una llarga remor
d'onades mortes. Cançons de tristesa,
paraules de dolor,

crits de passió, recances antigues,
-solada del meu cor!-
Onada del record, quan et deslligues,
safir i porpra i or,

com la veu de l'aigua, única i vària,
venint de molt endins,
el meu passat ressona en la fondària
dels meus cargols marins.

Màrius Torres



Junto a la mar, sobre la arena clara,
muere el agua a mis pies.
Mágica tiembla y ríe, y todavía
llena de extrañas voces,

desvela en mi pereza, en lo más hondo,
un gran rumor
de olas muertas. Canciones de tristeza,
palabras de dolor,

chillidos de pasión, culpas antiguas,
-cosecha de mi pecho!-
Oleada del recuerdo, que al soltarse,
oro, zafiro y púrpura,

como la voz del agua, única y varia,
viniendo de muy hondo,
resuena mi pasado en lo profundo
de un caracol marino.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

viernes, 10 de diciembre de 2010

"He dit al meu cor, al meu pobre cor..." de Màrius Torres

J'ai dit à mon coeur, à mon faible coeur....
A. de Musset


He dit al meu cor, al meu pobre cor:
-¿No t'avergonyeix la teva feblesa?
La glòria, l'amor, la disbauxa, l'or,
¿no sabran temptar la teva peresa?-

He dit al meu cor, al meu pobre cor:
-Odia, colpeix, embriaga't, besa,
batega més fort, gran covard, o mor
ja per sempre més d'enuig i tristesa!

¿O potser ja ets mort, que ni saps què val
el cant d'un llaüt, l'esclat d'un punyal,
una clara nit, una rosa tendra?-

I el meu pobre cor, el meu cor m'ha dit:
- ¿Per què donar més cendres a l'oblit?-
I m'ha somrigut, vell, sense compendre.

Màrius Torres



Dije al corazón, a mi corazón:
-¿No te da vergüenza tu debilidad?
La gloria, el amor, la locura, el oro,
¿no sabrán tentar tu tibia pereza?-

Dije al corazón, a mi corazón:
-Detesta, apalea, embriágate, besa,
late más deprisa, gran cobarde, o muere
ya por siempre más de enojo y tristeza!

¿O acaso estás muerto, que ignoras qué vale
el si de un laúd, el no de un puñal,
una clara noche, una rosa tierna?-

Y mi corazón así contestó:
- ¿Para qué dar más ceniza al olvido?-
Y me sonrió, viejo e ignorante.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

jueves, 9 de diciembre de 2010

"Finestra" de Màrius Torres

Quan passa una oreneta, i dins meu hi ha un cel clar,
sembla que voli endins de la meva alegria;
però si passa quan dins meu no hi ha un bon dia,
ai, que lluny va!

Màrius Torres



Ventana

Si pasa un gorrión, y mi cielo está claro,
parece volar dentro de mi propia alegría;
pero si pasa cuando en mí no hay un buen día,
¡qué lejos va!

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

miércoles, 8 de diciembre de 2010

"Febrer 1937" de Màrius Torres

Els núvols són més blancs, el cel més pur.
Ara és temps de morir, que la vida es reforça.
El món, altra vegada despert davant l'atzur,
pressent càlidament que ha de tenir un futur
---- sempre el somni que precedeix la força!

Les branques d'ametller senten, sota l'escorça,
un moviment suau i obscur.

El trèvol ja verdeja a la ribera.
Ara és temps de morir, que la mort no és enlloc.
Tremola cada cosa de no saber què espera.
La neu assolellada llisca per la gelera.
Els torrents se'n nodreixen poc a poc.

Tot és tebi i frisós, com davançant el foc
de la próxima primavera.

Daurats migdies dels minvants d'hivern !
Ara és temps de morir, que la vida comença.
Com un foc invisible, meravellós, intern
sota la terra nua batega el crit etern
de la larva, l'arrel i la semença.

Així els antics, en gerres de rústega faiença,
guardaven el vi de Falern.

Màrius Torres



Febrero 1937

Las nubes son más blancas y el cielo es aún más puro.
Tiempo es de morir, pues la vida reemprende.
El mundo, una vez más despierto ante el azur,
presiente ardientemente que aún existe futuro
---- ¡siempre el sueño que precede la fuerza!
Las ramas del almendro notan, tras la corteza,
un agitar suave y oscuro.

El trébol ya verdea en la ribera.
Tiempo es de morir, pues la muerte no está.
Trémula toda cosa de ignorar que le espera.
La nieve soleada desliza en la ladera.
Los ríos se alimentan poco a poco.
Todo es tibio, anhelante, como avanzando el fuego
de la siguiente primavera.

¡Dorados mediodías menguantes del invierno!
Tiempo es de morir, pues la vida comienza.
Como un fuego invisible, maravilloso, interno
bajo la tierra nuda late el susurro eterno
de la larva, la raíz y la semilla.
Así antes, en jarras de áspera apariencia,
se guardaba el vino de Falerno.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

martes, 7 de diciembre de 2010

"En el silenci obscur d'unes parpelles closes..." de Màrius Torres

"La musique souvent me prend comme une mer!"
Baudelaire.


En el silenci obscur d'unes parpelles closes
que tanca l'Univers en el meu esperit,
la música s'enlaira. -Talment, en l'alta nit,
puja fins als estels el perfum de les roses.-

Ella, divina música!, en el meu cor petit
fa cabre l'infinit, trencades les rescloses,
i se m'emporta lluny dels Nombres i les Coses,
més enllà del desig, quasi fins a l'oblit.

Com les algues que avancen en el pit de les ones
entre el bleix de les aigües rítmiques i pregones,
jo vaig música endins, voluptuosament.

I mentre el món es perd, adormit a la platja,
jo somnio -perdut en l'estreta salvatge
dels llavis de l'escuma i dels braços del vent.

Màrius Torres



En el silencio oscuro de unos ojos cerrados
que cerca el Universo adentro de mi espíritu,
la música se eleva. -Así, en la alta noche,
sube hasta las estrellas el olor de las rosas.-

Ella, ¡divina música!, en mi pequeño pecho
aloja el infinito, partidas las esclusas,
y se me lleva lejos de Números y Cosas,
más allá del deseo, muy cerca del olvido.

Como algas que avanzan al seno de las olas
entre el soplo de aguas rítmicas y profundas,
voy entrando en la música, voluptuosamente.

Y mientras se va el mundo, durmiéndose en la playa,
sueño yo -extraviado en apretón salvaje
de unos labios de espuma y unos brazos de viento.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

lunes, 6 de diciembre de 2010

"El pont" de Màrius Torres

Només un arc. I quanta saviesa!
Empresona l'aigua. L'aigua que el besa.

Màrius Torres



El puente

Sólo un arco. ¡Y cuánta inteligencia!
Apresa el agua. El agua que lo besa.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

domingo, 5 de diciembre de 2010

"El combat dels poetes" de Màrius Torres

¿Qué esperes, esperit distès igual que un arc?
Joan Sales: "Amarint"


Poetes, com l'arquer que es dreça d'entre els morts
i, tibant el seu arc, encara espera vèncer,
en el combat obscur per la nostra remença
tibem els nostres arcs amb un suprem esforç.

Sagitaris damnats, la nostra ànima tensa
dobleguem. És la corda dolorosa que es torç
i paga, sota els dits implacables i forts,
el vol de les sagetes amb la seva sofrença.

Com més dur serà el braç i més potent el puny,
els àgils projectils arribaran més lluny
i serà més daurat el vi de la victòria.

I del nostre esperit, distès igual que un arc,
els versos volaran amb un impuls tan llarg
que es perdran en el cel inútil de la glòria.

Màrius Torres



El combate de los poetas

¿Qué esperas, espíritu distendido cual arco?
Joan Sales: "Amarint"

Poetas, como arquero que se alza entre los muertos
y, tensando su arco, aún espera vencer,
en el combate oscuro por nuestra redención
tensemos nuestros arcos con un supremo esfuerzo.

Sagitarios convictos, nuestra ánima tensa
doblamos. Es la cuerda penosa que se tuerce
y lanza, bajo dedos implacables y fuertes,
el vuelo de las flechas con su padecimiento.

Cuanto más duro el brazo y más potente el puño,
las ágiles saetas alcanzarán más lejos
y será más dorado, de la victoria el vino.

Y desde nuestro espíritu, distendido cual arco,
los versos volarán con impulso tan grande
que salvarán el cielo inútil de la gloria.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

sábado, 4 de diciembre de 2010

"El card" de Màrius Torres

Tardor de mil noucents trenta-sis. Un matí,
jo anava trist i sol. I un card em parlà així.
-No temis. A l'hivern, quan les herbes mesquines
sentiran sota el glaç calcigar-se el seu cos,
pensa en mi, viatger que no saps on camines!
Als erms, quan fa més fred, jo encara dono flors,
encara que tots els pètals siguin espines!

Màrius Torres



El cardo

En otoño del treinta y seis. Una mañana,
yo iba triste y solo. Y un cardo me habló así.
-No temas. En invierno, cuando las hierbas ruines
sentirán bajo el hielo pisotear su cuerpo,
¡piensa en mí, viajero que no sabes donde andas!
Yo en el más frío páramo, todavía doy flores,
¡aunque todos los pétalos no sean sino espinas!

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

viernes, 3 de diciembre de 2010

Si hoy al levantarme fuera ayer... (A Lluis Ferrer i Badenes, "in memoriam")

Si hoy al levantarme fuera ayer
y mañana anteayer, y las agujas
del reloj retrocedieran
en lugar de avanzar hacia la muerte,
en unos días reencontraría a Luis
-que anteayer despedí en el tanatorio-,
y le diría: Luis, no te preocupes,
dentro de poco volverás a andar,
respirarás mejor, recordarás las cosas,
dibujarás de nuevo, escribirás poemas,
volverás a tu piso en los Nou Barris
desde donde se divisa el Tibidabo.

Pero hoy no es ayer, ni mañana anteayer,
y al levantarme estoy más cerca de la muerte
y más lejos de Luis y su "sigueu feliços"
y su sonrisa complice al decirlo
que me entristece un poco al recordar.

Y me levanto dispuesto a ser feliz
por él.

(A Lluis Ferrer i Badenes, "in memoriam")

Pedro Casas Serra (12-06-2010)

jueves, 2 de diciembre de 2010

"Cansó a Mahalta" ("Com la boirina que s'aclofa...") de Màrius Torres

Com la boirina que s'aclofa
quan ve la nit,
o com la rima d'una estrofa
sense sentit;

com una cinta de coqueta
en un mirall,
o com el vol d'una oreneta
sobre la vall;

com una mica de musica
quan ve la son,
o com la molsa que a la pica
cria la font;

així t'escau la melangia
tan dolçament,
que per rendir-me no et caldria
més ornament.

Màrius Torres



Como la niebla que desciende
por la noche,
o la rima de una estrofa
sin sentido;

como una cinta de coqueta
en un espejo,
o el vuelo de una golondrina
sobre el valle;

como un poco de musica
al dormir,
o el musgo que en la taza
cria la fuente;

así te sienta la añoranza
tan dulcemente,
que no precisas para rendirme
de otro ornamento.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)

miércoles, 1 de diciembre de 2010

"Cloé a l'estany" de Màrius Torres

Arran de l'escuma de l'estany s'atura
Cloé la dolça, nua com el cel;
només la llum de l'alba, tènue com un vel,
i un raig de sol nuat a la cintura.

Van als seus peus les ones, amb mesura,
com un batec immortal i fidel.
I Cloé veu, miracle paral.lel,
sobre el aigua el seu cos de llum que sura.

Tan bella es veu en l'innocent estany,
que, com un cigne, llisca pel miratge
i entra, amorosa, dins la seva imatge.

Però no es troba... I en el desengany,
més decebuda com més es desitja,
ràpida fuig i tot el prat esquitxa.

Màrius Torres



CLOE EN EL ESTANQUE

Junto a la espuma del estanque llega
Cloe la dulce, nuda como el cielo;
sólo la luz del alba, como un velo,
y un rayito de sol en la cintura.

Van a sus pies las olas, con mesura,
cual un latido inmortal y sincero.
Y Cloe ve, milagro paralelo,
sobre el agua flotar su cuerpo claro.

Se ve tan bella en el cándido estanque,
que, como un cisne, corre por el vidrio
y entra, amorosa, dentro de su imagen.

Mas no se encuentra... Y en el desengaño,
más descontenta cuanto más se anhela,
rápida huye, el prado salpicando.

Màrius Torres
(versión de Pedro Casas Serra)