jueves, 18 de febrero de 2016

El amigo

Decía que de niño,
por tocar a una prima,
le habían amenazado
con el correccional.
Lo cierto es que buscaba,
en misión redentora,
por Plaza Cataluña,
jóvenes de su edad.
Yo, que aún era vírgen,
le advertía del riesgo,
hasta que un día, en casa...
Luego, dejé de verlo.

Pedro Casas Serra

No hay comentarios:

Publicar un comentario