sábado, 24 de octubre de 2015

En la feria

Envuelto en una nube de colores,
agarrados con fuerza mis bracitos...
¡caballitos corred, mis caballitos!,
¡que de sonar la música no cese
ni la atracción de feria de girar!,
que no lejos de aquí, en una guerra,
cada bomba que cae es una estrella,
que atraviesa la noche en un silbido,
y se lleva la vida, sin sentido.

Por eso, ¡no cejéis mis caballitos
de trotar!, ¡que la música no cese
de sonar, ni la atracción de feria
de girar!, ¡que agarrados a la barra
mis bracitos, envuelto en una nube
de colores, no vea esa estrella,
que muy cerca de aquí, en esa guerra,
atraviesa la noche sin sentido,
y se lleva la vida, en un silbido!

Pedro Casas Serra

No hay comentarios:

Publicar un comentario