sábado, 6 de mayo de 2017

Paraíso

Entre rocas rojizas un verde mar.
Arena gruesa en que no quede huella.
Un sol que abrase, un mar de hielo...

Ésa es la gloria a la que aspiro yo,
ése es mi cielo.

Pedro Casas Serra

2 comentarios:

  1. A mí también me parece un lugar precioso para habitarlo, lejos del ruido urbano.

    ResponderEliminar
  2. Hay paisajes que se quedan gravados en la memoria.
    Un abrazo, Fany.

    ResponderEliminar