martes, 30 de diciembre de 2014

Los hiperbóreos

En el norte del norte hay un país
donde la gente vive eternamente
a Apolo dedicando libaciones,
sin discordia, vejez ni enfermedad.

Allí todos son bellos, altos, rubios,
y entre música y danzas, esperando
el regreso del dios en el invierno,
pasan los días en total jolgorio.

Pero dicen también, que algunos hay
que hastiados de placeres y delicias,
tras celebrar extraordinario ágape

-risueños, coronados y bebidos-,
se arrojan desde lo alto de una roca
para ponerse fin: Nada en exceso.

Pedro Casas Serra

No hay comentarios:

Publicar un comentario