sábado, 30 de abril de 2016

“EPIGRAMA Nº 9” de Cecilia Meireles (De Viagem, 1939)

O vento voa,
a noite toda se atordoa,
a folha cai.

Haverá mesmo algum pensamento
sobre essa noite? Sobre esse vento?
Sobre essa folha que se vai?

Cecilia Meireles, Viagem, 1939.


EPIGRAMA Nº 9

El viento vuela,
la noche toda se aturde,
la hoja cae.

¿Quedará algún pensamiento
sobre esa noche? ¿sobre ese viento?
¿sobre esa hoja que se va?

Cecilia Meireles
(Versión de Pedro Casas Serra)

viernes, 29 de abril de 2016

“EPIGRAMA Nº 8” de Cecilia Meireles (De Viagem, 1939)

Encostei-me a ti, sabendo bem que eras somente onda.
Sabendo bem que eras nuvem, depus a minha vida em ti.

Como sabia bem tudo isso, e dei-me ao teu destino frágil,
fiquei sem poder chorar, quando caí.

Cecilia Meireles, Viagem, 1939.


EPIGRAMA Nº 8

Me acerqué a ti, sabiendo que eras sólo ola.
Sabiendo que eras nube, puse mi vida en ti.

Como sabía todo eso, y me di a tu destino frágil,
me quedé sin poder llorar, cuando caí.

Cecilia Meireles
(Versión de Pedro Casas Serra)

jueves, 28 de abril de 2016

“EPIGRAMA Nº 7” de Cecilia Meireles (De Viagem, 1939)

A tua raça de aventura
quis ter a terra, o céu, o mar.

Na minha, há uma delícia obscura
em não querer, em não ganhar...

A tua raça quer partir,
guerrear, sofrer, vencer, voltar.

A minha, não quer ir nem vir.
A minha raça quer passar.

Cecilia Meireles, Viagem, 1939.


EPIGRAMA Nº 7

Tu raza de aventura
quiso tener la tierra, el cielo, el mar.

En mi, hay una delicia oscura
en no querer, en no ganar...

Tu raza quiere partir,
guerrear, sufrir, vencer, tornar.

La mía, no quiere ir ni venir.
Mi raza quiere pasar.

Cecilia Meireles
(Versión de Pedro Casas Serra)

miércoles, 27 de abril de 2016

“EPIGRAMA Nº 6” de Cecilia Meireles (De Viagem, 1939)

Nestas pefras caiu, certa noite, uma lágrima.
O vento que a secou debe estar voando noutros países,
o luar que a estremeceu tem olhos brancos de cegueira,
- esteve sobre ella, mas não viu seu esplendor.

Só, com a morte do tempo, os pensamentoque a choraram
verão, junto ao universo, com foram infelizes,
que, una lágrima fo, naquela noite a vida inteira,
- tudo quanto era dar, - a tudo que era o por.

Cecilia Meireles, Viagem, 1939.


EPIGRAMA Nº 6

En estas piedras cayó, cierta noche, una lágrima.
El viento que la secó debe estar volando por otros paises,
la luz de luna que la estremeció tiene ojos blancos de ceguera,
- estuvo sobre ella, pero no vio su esplendor.

Sólo, con la muerte del tiempo, los pensamientos que la lloraron
verán, junto al universo, como fueron infelices,
que, una lágrima fue, en aquella noche la vida entera,
- todo cuanto era dar, - a todo lo que era el por.

Cecilia Meireles
(Versión de Pedro Casas Serra)

martes, 26 de abril de 2016

“EPIGRAMA Nº 5” de Cecilia Meireles (De Viagem, 1939)

Gosto de gota d'água que se equilibra
na folha rasa, tremendo ao vento.

Todo o universo, no oceano do ar, secreto vibra:
e ella resiste, no isolamento.

Seu cristal simples reprime a formma, no instante incerto:
pronto a cair, pronto a ficar – limpido e exato.

E a folha é um pequeño desertospara a imensidade do ato.

Cecilia Meireles, Viagem, 1939.


EPIGRAMA Nº 5

Me gusta la gota de agua que se equilibra
en la hoja rasa, temblando al viento.

Todo el uniuverso, en el océano del aire, secreto vibra:
y ella resiste, en el aislamiento.

Su simple cristal reprime la forma, en el instante incierto:
a punto de caer, a punto de quedar - límpido y exacto.

Y la hoja es un pequeño desierto
para la inmensidad del acto.

Cecilia Meireles
(Versión de Pedro Casas Serra)

lunes, 25 de abril de 2016

“EPIGRAMA Nº 4” de Cecilia Meireles (De Viagem, 1939)

O choro vem perto dos olhos
para que a dor transbordee caia.
O choro vem quase chorando
como a onda que toca na praia.

Descem dos céus ordens augustas
e o mar chama a onda para o centro.
O choro foge sem vestigios,
mas levando náufragos dentro.

Cecilia Meireles, Viagem, 1939.


EPIGRAMA Nº 4

El llanto llega a los ojos
para que el dolor rebose y caiga.
El llanto llega casi llorando
como la ola que toca la playa.

Descienden de los cielos órdenes augustas
y el mar llama a la ola a su centro.
El llanto huye sin vestigios,
pero llevando náufragos dentro.

Cecilia Meireles
(Versión de Pedro Casas Serra)

domingo, 24 de abril de 2016

“EPIGRAMA Nº 3” de Cecilia Meireles (De Viagem, 1939)

Mutilados jardins e primaveras abolidas
abriram seus miraculosos ramos
no cristal em que pousa a minha mão.

(Prodigioso perfume!)

Recompuseram-se tempos, formas, cores, vidas...

Ah! mundo vegetal, nós humanos, choramos
só da incerteza da ressureição.

Cecilia Meireles, Viagem, 1939.


EPIGRAMA Nº 3

Mutilados jardines y primaveras abolidas
abrieron sus milagrosos ramos
en el cristal en que se posa mi mano.

(¡Prodigioso perfume!)

Se recompusieron tiempos, formas, colores, vidas...

¡Ah! Mundo vegetal, nosotros, humanos, lloramos
sólo por la incertidumbre de la resurrección.

Cecilia Meireles
(Versión de Pedro Casas Serra)

sábado, 23 de abril de 2016

“EPIGRAMA Nº 2” de Cecilia Meireles (De Viagem, 1939)

És precária e veloz, Felicidade.
Custas a vir, quando vens, não te demoras.
Fôste tu que ensinaste aos homens que havia tempo,
e, para te medir, se inventaram as horas.

Felicidade, és coisa estranha e dolorosa.
Fizeste para sempre a vida ficar triste:
porque um dia se vê que as horas tôdas passam,
e um tempo, despovoado e profundo, persiste.

Cecilia Meireles, Viagem, 1939.


EPIGRAMA Nº 2

Eres precaria y fugaz, Felicidad.
Cuestas de llegar, y, cuando llegas, no te demoras.
Fuiste tú quien enseñó a los hombres que había tiempo,
y, para medirte, se inventaron las horas.

Felicidad, eres cosa extraña y dolorosa.
Hiciste quedarse a la vida para siempre triste:
porque un día se ve que todas las horas pasan,
y un tiempo, despoblado y profundo, persiste.

Cecilia Meireles
(Versión de Pedro Casas Serra)

viernes, 22 de abril de 2016

“EPIGRAMA Nº 1” de Cecilia Meireles (De Viagem, 1939)


Pousa sôbre êsses espetáculos infatigáveis
uma sonora ou silenciosa canção:
flor do espírito, desinteressada e efêmera.

Por ella, os homens te conhecerão:
por ella, os tempos versáteis saberão
que o mundo ficou mais belo, ainda que inùtilmente,
quando por êle andou teu coração.

Cecilia Meireles (In Viagem, 1939)


EPIGRAMA Nº 1

Posa sobre esos espectáculos infatigables
una sonora o silenciosa canción:
flor del espíritu, desinteresada y efímera.

Por ella, los hombres te conocerán:
por ella, los tiempos versátiles sabrán
que el mundo quedó más bello, aunque inútilmente,
cuando por él anduvo tu corazón.

Cecilia Meireles
(Versión de Pedro Casas Serra)

jueves, 21 de abril de 2016

A Federico García Lorca

Duérmete mi niño
que viene el coco,
y se come a los niños
que duermen poco.
(Nana popular)

Descansa en paz, Federico,
en la tierra de tus padres,
tierra que te vio nacer,
tierra que te vio morir.

Quisite cambiar las cosas:
cultivar al ignorante,
dar visión al perseguido,
orear los ideales.

Era demasiado pronto.
Y te calleron encima
las razones y chacales
de las patrias tradiciones.

Leyes antiguas se unieron
para impedir que tus aires
llegaran a las cocinas,
balancearan las cunas.

Tenía que ser y fue.
Y entre el pueblo y la cultura,
te enterraron en el monte
para negarte otra vez.

Pero en la noche cerrada,
resplandece entre los árboles
tu figura, y tu palabra
se alza en el viento y nos trae
la perfumada fragancia
de tus versos.

Pedro Casas Serra

miércoles, 20 de abril de 2016

Canción de cuna del duede de la fuente

"Este niño chiquito
no tiene cuna;
su padre es carpintero
y le hará una." 
FEDERICO GARCÍA LORCA
NANA DE SEVILLA
Cantares populares

CANCIÓN DE CUNA
DEL DUENDE DE LA FUENTE
Niña, no bebas, no,
no bebas de la fuente de la dehesa,
que en su interior un duende, de alma traviesa,
al beber de su caño, te tiene presa.

Niña, más vale, sí,
más vale de la charca el agua espesa,
que la clara del caño de la dehesa,
que es su clara apariencia, falsa promesa.

Niña, tu madre atiende,
tu madre que a sus brazos te acuna y besa,
que nueve meses hace, de ardor posesa,
fresca, bebió del agua, del dulce caño de la dehesa.
Pedro Casas Serra
Versos para mis amigos, 1999-2003

martes, 19 de abril de 2016

Amar a un hombre

"Ay voz secreta del amor oscuro
¡ay balido sin lanas! ¡ay herida!
¡ay aguja de hiel, camelia hundida!
¡ay corriente sin mar, ciudad sin muro!"
FEDERICO GARCÍA LORCA
¡AY VOZ SECRETA DEL AMOR OSCURO!
Sonetos del amor oscuro, 1935-1936.

AMAR A UN HOMBRE
Amar a un hombre
es como besar una rosa,
como cruzar la brisa
volando en parapente.
Así es amar a un hombre.

Como pisar la hierba,
descalzo, húmeda del rocío,
y meterse en el mar
hasta media cintura en el invierno.
Así es.

Amar a un hombre es
como embriagarse de estrellas,
como romper las cadenas,
como bailar en las nubes,
como dormir junto a un tigre.

A un hombre,
es como explotar una mina,
como cultivar un huerto,
como reñir a un niño.
Así es amar a un hombre. 
 
Pedro Casas Serra
Sueños de adelfas, de toros y de mariposas, 1992-1997.

lunes, 18 de abril de 2016

La sangre que camina

"Goza el tierno paisaje de mi herida,
quiebra juncos y arroyos delicados,
bebe en muslo de piel sangre vertida."
FEDERICO GARCÍA LORCA
SONETO DE LA GUIRNALDA DE ROSAS
Sonetos del amor oscuro, 1935-1936.

LA SANGRE QUE CAMINA

Quisiera ser la sangre que camina
por tu cuerpo, corriente que te llena,
savia que derrapando en cada esquina,
se desparrama alegre por tu vena.

Quisiera ser la piel que se ilumina
al mirarme, paraguas de tu pena,
cobijo de tu carne, cual pechina
blanca en la noche y a la luz morena.

Quisiera ser, en fin, tu cobertura,
tu relleno de miel, leche en tu cazo,
el licor que te inunde, estrecho abrazo,

rodearte de amores tu cintura,
de mazapán henchirte hasta los huesos,
para después comerte todo a besos.
PEDRO CASAS SERRA
Hojas de calendario, 2011-2013.

domingo, 17 de abril de 2016

Azul

"Si tú eres el tesoro oculto mío,
si eres mi cruz y mi dolor mojado,
si soy el perro de tu señorío."
FEDERICO GARCÍA LORCA
SONETO DE LA DULCE QUEJA
Sonetos del amor oscuro, 1935-1936. 

AZUL
Para Enrique, con ritmo de rumba.
Azul tiene a rosado encadenado,
no puede liberarse ni un momento,
azul de día, azul de noche,
sin azul, mi vida es un derroche.

Rosado trae a azul a mi costado,
no deja en el camino ni un detalle,
rosado enamorado, rosado atento,
sin azul, mi vida es un tormento.

Azul tiene a rosado entristecido,
no pueden acallarse sus lamentos,
azul dormido, azul despierto,
sin azul, mi vida es un desierto.

Rosado quiere a azul apasionado,
no deja de soñarlo un solo instante,
rosado cariñoso, rosado zalamero,
sin azul, no sé ni lo que quiero.

Azul viene tu cuerpo a mi memoria,
rosado te envío yo mi pensamiento,
azul querido, azul añorado,
sin azul, ando desesperado.
Pedro Casas Serra
Sueños de adelfas, de toros y de mariposas, 1992-1997.

sábado, 16 de abril de 2016

El amor

"Tú nunca entenderás lo que te quiero
porque duermes en mí y estás dormido.
Yo te oculto llorando, perseguido
por una voz de penetrante acero."
FEDERICO GARCÍA LORCA
EL AMOR DUERME
EN EL PECHO DEL POETA
Sonetos del amor oscuro, 1935-1936.

 
EL AMOR
El amor va volando
despacito
como una semilla.

Si intentas atraparla,
cuidadito
que puedes destruirla.

El viento la traslada,
ligerito,
sin saber su destino.

Si te viene a la mano,
te felicito,
trátala con cariño.

¡Cómo el amor es dulce,
Dios bendito,
y qué bien sabe!

Cuando su leche mamas,
tu cuerpecito
desarrolla unas alas.

Y estando tan famélico
y pequeñito,
te conviertes en toro.

¡Toro negro y alado,
yo te invito
a levantar el vuelo!

Alas de mariposa,
¡es inaudito!,
te soportan entero.

Trasladas tu bravura
al infinito,
corneando las nubes.

Pastando por el sol
coloradito,
y bebiendo los vientos.

¡Qué formidable eres,
cariñito,
y qué fiero!

Que ninguno atraviese
el caminito
por el que vas trotando.

Que podrías las tripas,
en un hito,
dejárselas colgando.

Tanto poder reúnes,
enterito,
que nada te retiene.

Y ninguna barrera,
ni corralito,
tus redaños contiene.

¡Y que este toro alado,
tan potentito,
venga de una semilla!

Se trata de un misterio,
amiguito,
que sabrás algún día.

Pedro Casas Serra 
Sueños de adelfas, de toros y de mariposas, 1992-1997.

viernes, 15 de abril de 2016

La luna

"Por el arco del encuentro
la cicuta está creciendo.

Pero deja tu recuerdo,
déjalo sobre mi pecho."

FEDERICO GARCÍA LORCA 

VII. GACELA DEL RECUERDO DE AMOR

Diván del Tamarit, 1931-1934


LA LUNA

Como la luna
nuestro cariño crece,
y luego disminuye
y desaparece.

Hijo soy de la luna,
enamorado
de una estrella profunda,
de un gran lago.

A la luz de la luna,
poseerte,
y con su suave manto,
envolverte.

Te bañaré en la luna,
amado mío,
aclararé tu piel
con el rocío.

Con la luna me asomo
a tu ventana,
y con la luna llego
hasta tu cama.

Con la luna recorro
tu figura,
y con la luna admiro
tu hermosura.

Con la luna te baño
de luz plateada,
y te impregno de esencia
enamorada.

Amor lunar,
emergiendo de un pozo,
de aguas profundas,
para nuestro gozo.

Pedro Casas Serra
Sueños de adelfas, de toros y de mariposas, 1992-1997.

jueves, 14 de abril de 2016

Canción de tu mano

"Ni la mano más pequeña
quiebra la puerta del agua."
FEDERICO GARCÍA LORCA
VI.GACELA DE LA RAÍZ AMARGA
Diván del Tamarit, 1931-1934.

CANCIÓN DE TU MANO

Dame tu mano, niño, dame tu mano,
y llegaré a la luna, dame tu mano.

Montado en un cometa aparcaré en el sol,
usaré las estrellas de chalets de verano.

Dame tu mano, niño, dame tu mano,
y llegaré a la luna, dame tu mano.

Subiré a un tiovivo formado por planetas,
jugaré al escondite en las constelaciones.

Dame tu mano, niño, dame tu mano,
y llegaré a la luna, dame tu mano.

Tumbado a la bartola, dormiré en las galaxias,
andando el universo, escucharé el big bang.

Dame tu mano, niño, dame tu mano,
para poder hacerlo, dame la mano.

Pedro Casas Serra
Sueños de adelfas, de toros y de mariposas, 1992-1997.

miércoles, 13 de abril de 2016

Yo soy tu rosa

"¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals del “Te quiero siempre”."
FEDERICO GARCÍA LORCA
Poeta en Nueva York, 1929-1930.


YO SOY TU ROSA

¿Quién conoce la rosa
mejor que el jardinero?

En tu jardín secreto,
con amor,
me riegas y estercolas.

Mi pequeño capullo,
por amor,
se acrecienta y señorea.

Yo soy tu rosa:
la de más alto tallo,
la de más bello color,
la de más suave fraganci,
la de más aterciopelados pétalos.

Tú eres mi jardinero.

Pedro Casas Serra
Versos para mis amigos, 1999-2003.

martes, 12 de abril de 2016

El joven marinero

"Amor, amor, amor. Niñez del mar.
Tu alma tibia sin ti que no te entiende.
Amor, amor, un vuelo de la corza
por el pecho sin fin de la blancura."
FEDERICO GARCÍA LORCA
TU INFANCIA EN MENTÓN
Poeta en Nueva York, 1929-1930.


EL JOVEN MARINERO
Conservo en mi memoria
al joven marinero,
que me cuidaba con esmero
cuando de niño me bañaba
en aguas de la Costa Brava.

No pudiendo ponerme
por profesor un pez,
mi madre eligió aquella vez,
para enseñarme a nadar como un mero,
de donde veraneábamos, un joven marinero.

Y aquel verano,
el joven marinero
me enseñó a saber flotar primero,
después a desplazarme y sumergirme,
lanzarme de las rocas y a nunca hundirme.

Quizás por eso,
me pongo tan contento
y me encuentro en el agua en mi elemento,
porque aprendí de un experto verdadero
al tener por maestro a un joven marinero.

Pedro Casas Serra
Sueños de adelfas, de toros y de mariposas, 1992-1997.

lunes, 11 de abril de 2016

Seguidillas de la pena

"Soledad: ¿por quién preguntas
sin compaña y a estas horas?
Pregunte por quien pregunte,
dime: ¿a ti qué se te importa?"
FEDERICO GARCÍA LORCA
ROMANCE DE LA PENA NEGRA
Romancero gitano, 1924-1927.


SEGUIDILLAS DE LA PENA
Esta tarde no llega
la inspiración,
para ver si me viene
saldré al balcón.

¡Que tengo pena
que sólo tú me quitas,
niña morena!

Pena si estoy despierto,
pena dormido,
pena estando desnudo,
pena vestido.

¡Pena y más pena,
pena de no tenerte,
niña morena!

Que te busco en los montes
y en la ribera,
en el prado florido
y hasta en la era.

¡Con tanta pena...
que no doy palo al agua,
niña morena!

Y ya no tengo nombre
ni tengo cuerpo,
que aunque siga con vida
parezco muerto.

Niña morena:
¡Enséñame tus ojos,
quita mi pena! 

Pedro Casas Serra
Variaciones sobre el amor, 2004-2011.

domingo, 10 de abril de 2016

El arco iris

"Por el aire van,
los suspiros de mi amante,
por el aire van,
van por el aire."
FEDERICO GARCÍA LORCA
POR EL AIRE VAN...
Los títeres de cachiporra,tragicomedia 
de don Cristobal y la señá Rosita, … publicada en 1949.

EL ARCO IRIS
Los suspiros de mi amante
guardé en un frasco,
de cristal de Mallorca
color cobalto.

Si me pongo malito
abro la tapa,
lo hago muy despacito
que se me escapan.

Verdes los de la espera,
los del encuentro rojos,
los del recuerdo son
del color de tus ojos.

Añado mis suspiros
a los que había,
mis pulmones vacíos,
si aún pudieran, suspirarían.

Y abriendo el frasco,
un arco iris formo en el cielo,
y escrita en él la frase:
¡Cuánto te quiero!

Pedro Casas Serra
Sueños de adelfas, de toros y de mariposas, 1992-1997.

sábado, 9 de abril de 2016

¡Mi niño bonito!

"El mariquita se adorna
con un jazmín sinvergüenza.
La tarde se pone extraña
de peines y enredaderas."
FEDERICO GARCÍA LORCA
CANCIÓN DEL MARIQUITA
Canciones, 1921-1924

 
¡MI NIÑO BONITO!
Niño, ¡cómo me gustas
cuando vas de bonito,
con zapatos brillantes,
pantalones tejanos,
camisa blanca
y bien peinadito!

Niño, ¡cómo me llamas
al bailar sevillanas,
con tu culo torero,
taconeo marcial,
andares de gacela
y manos de gitana!

Niño, ¡cómo me enganchas
cuando me miras,
con tus cejas-peinetas,
pestañas-abanicos
y ojos-claveles,
que riegas con esmero de jardinero!

Niño, ¡cómo me embrujas
cuando me hablas,
con dulzura de esclava
y gracejo de moro,
nieto de constructores
de la Torre del Oro!

Niño, ¡mi niño bonito!,
¡el más bonito del mundo!,
¡qué guapo eres!,
¡pastelillo de crema!,
¡azucar candi!,
¡envidia de la tropa de churumbeles!

Pedro Casas Serra
Sueños de adelfas, de toros y de mariposas, 1992-1997.

viernes, 8 de abril de 2016

La cisterna

"Por el llano, por el viento,
jaca negra, luna roja.
La muerte me está mirando
desde las torres de Córdoba."
FEDERICO GARCÍA LORCA
CANCIÓN DEL JINETE
Canciones, 1921-1924.

LA CISTERNA
Eudaldo: Cual Prometeo
robaste el fuego a los dioses,
y al igual que a Prometeo
los dioses te castigaron.

Hoy me entristece tu muerte
y rebela la injusticia
de que fueras sancionado
por algo de amor robado.

“Felicidad: don de Dios”.
Nadie más podía decirnos
cómo, cuándo, ni con quién
debíamos acostarnos.

Amigo: ¿Cómo pudiste
cambiar las tetas por pene,
la vagina por un ano,
piel fina por piel peluda?

Hacer posible el amor
como somos y sentimos,
sin límites ni barreras,
nos dejaste por botín.

Pedro CasasSerra
Sueños de adelfas, de toros y de mariposas, 1992-1997.

jueves, 7 de abril de 2016

Levemente

"Duérmete sin cuidado,
pero despierta,
cuando se muera el último
beso de mis labios."
FEDERICO GARCÍA LORCA
"BERCEUSE" AL ESPEJO DORMIDO
Suites, 1920-1923.


LEVEMENTE
Te contemplo
levemente echado,
tu cuerpo levemente abandonado,
respiras levemente
y la erección...
mantienes levemente.

Te miro,
acaricio tu pelo levemente,
beso tu cara levemente
y en el cuello...
te soplo levemente.

Y levemente me sonreirás
y entreabrirás tus ojos,
cuando muy,
muy levemente,
te diga al oído: guapo

PEDRO CASAS SERRA
Sueños de adelfas, de toros y de mariposas, 1992-1997.

miércoles, 6 de abril de 2016

El día que yo muera

"Cuando yo me muera.
Entre los naranjos
y la hierbabuena."
FEDERICO GARCÍA LORCA
MEMENTO 
Poema del cante jondo, 1921.

EL DÍA QUEYO MUERA
El día que yo muera,
quiero dejar una sonrisa escrita:
gracias por tantos gestos y miradas,
por los abrazos, los besos, la ternura.

Volaré, como lo hace el polluelo,
con la inseguridad del primer vuelo.
Pero... si flores hay en esta orilla,
¿por qué no habría de haberlas en la otra?
Pedro Casas Serra
A la vez destructor y destruido, 1987-1992

martes, 5 de abril de 2016

Adiós a Máximo González

Tengo que darte una mala noticia:
El viernes pasado, murió Máximo.
Paseaba por Segur de Calafell con una amiga,
le dió un mareo, y antes de que llegara
la ambulancia, había muerto.
Ya lo han enterrado.

- Cómo te envidio, Máximo, buen amigo,
siempre tan amable, bondadoso, atento,
tan fuerte, tan erguido, tan apuesto,
atildado, correcto en todo,
aplicado, capaz de hallar entre las penas
la alegría, entregado en silencio.

No veré más tu sonrisa cada jueves,
no estrecharé tu mano con la mía,
no oiré tu voz, ni te gritaré un poco
para que me oigas mejor.
Después de tantos años.

Te echaremos de menos, buen amigo.
No leerás tus versos impecables
en recio castellano,
ni gozarás, ni te disfrutaremos.
Llegó tu hora.
Y con tu suavidad, con tu elegancia,
como si no fuera contigo,
hiciste mutis y ya no volverás.

Te queremos.

Pedro Casas Serra

lunes, 4 de abril de 2016

Faunos

"¿Cómo no has preferido a mis lamentos
Los muslos sudorosos
De un San Cristóbal campesino, lentos
En el amor y hermosos?"
FEDERICO GARCÍA LORCA
MADRIGAL DE VERANO
Libro de poemas, 1918-1920.


 
FAUNOS
Esta tarde vente conmigo al río,
a ese recodo que conozco al que no llega nadie.
Allí, chapotearemos como locos
para después tomar el sol, echados
sobre las piedras planas del ribazo.
¡Verás como te gusta!
El agua está muy fresca allí y sólo se oyen pájaros,
y el murmullo del agua
al chocar con las rocas más grandes.
Es un lugar ideal para aprender a amarnos,
como niños, jugando,
descubrir nuestros cuerpos hechos para el amor,
y para perseguirnos, como faunos,
corriendo por el bosque entre los árboles,
hasta caer en brazos el uno del otro. 
 
Pedro Casas Serra
Sueños de adelfas, de toros y de mariposas, 1992-1997.

sábado, 2 de abril de 2016

Coplas del amor navegante

"-¿Qué llevas, oh negro joven,
Mezclado con tu sangre?
-Llevo, señor, el agua
De los mares."
FEDERICO GARCÍA LORCA
LA BALADA DEL AGUA DEL MAR
Libro de poemas, 1918-1920.


COPLASDEL AMOR NAVEGANTE

Tenía mi amor un barco
con el que se hizo a la mar.
¡Si yo fuera navegante
para poderlo alcanzar!

Tres veces yo le diría
que no tema de mí mal,
que mi cariño es tan puro
como vaso de cristal.

Que están mis manos temblando
por no tener quien tocar,
y mi boca suspirando
por no tener quien besar.

Amigo, yo le diría,
quítame esta soledad,
si tu quieres ser mi amigo
venme enseguida a buscar.

Cruzaremos los océanos
de Ceuta a Madagascar,
cada puerto que toquemos
más nos querremos amar.

Como eres mi navegante
mi cuerpo vas a encontrar,
como yo soy tu grumete
el tuyo me has de enseñar.

¡Luna, luna, luna, luna!,
te vas a ruborizar,
de tanto que nos querremos
tú te querrás ocultar.
Pedro Casas Serra
Variaciones sobre el amor, 2004-2011.