viernes, 23 de diciembre de 2016

No para los felices va mi canto...

No para los felices va mi canto
sino para los tristes, los desencantados.

Siguen naciendo niños.
Mujeres siguen pariéndolos con dolor.
Y hombres siguen mirando al cielo
con desconsuelo.

Siguen habiendo hambres, guerras,
beneficiando a unos, matando a otros,
y a los más obligándoles a extrañarse,
a partir en familia con el atillo al hombro.

Ya pueden decir misa, pronunciar discursos,
que seguirá siendo así, que no existe remedio,
y que solo la llegada del Armagedón
acabará con todo.

Sonriámonos con complicidad
y abracémonos para darnos calor:
Gloria a Dios en las alturas
y paz a los hombres de buena voluntad.”

Pedro Casas Serra

2 comentarios:

  1. Así es nuestro mundo, Pedro.Y el bullicio de estos días no debe engañar nuestras conciencias, pero necesitamos entrar en un paréntesis donde la esperanza nos sostenga.

    Procuremos ser solidarios en la medida que podamos y regalar amistad a nuestro alrededor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Así es, Fany. ¡Felices Fiestas y un 2017 que cumpla muchas de tus sueños!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar