martes, 6 de diciembre de 2016

Esta mañana, te he visto, amor...

Esta mañana, te he visto, amor,
en Plaza Cataluña llevando a un niño de la mano
- era tu paso y era tu ternura.
Y después, en las Ramblas, te he vuelto a ver, amor,
sentado en la terraza de un bar,
mirando a la gente con tu expresión reconcentrada y ausente.
Y he vuelto a verte en un banco del puerto,
en abandono, con los ojos cerrados calentándote al sol.
Y aún te he visto otra vez, en el autobús que pasaba:
era tu nariz, amor, era tu frente.

Pedro Casas Serra

2 comentarios:

  1. Una mirada de ternura encontrando el amor en cualquier calle de la ciudad. Era el amor que llevas en tus ojos.
    Un abrazo, Pedro. Me gustan tus versos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Fany. El amor encuentra en todo su reflejo. Un abrazo.

    ResponderEliminar