domingo, 15 de marzo de 2015

Ad líbitum I. Memento: Más linda que el sol

A mi hija Escarlata

Yo tenía una niña más linda que el sol.
Volábamos cometas en la playa,
corríamos carreras con nuestra perra,
tirábamos bastones para que nos los devolviera,
construíamos castillos con un cubo y una pala,
mojábamos los pies si hacía buena orilla,
jugábamos a escondernos por las dunas, tras los matorrales,
cogíamos flores y formábamos ramos,
sembrábamos nuestras huellas en la arena,
veíamos pasar barcos, nubes, pájaros,
imaginábamos ballenas en el horizonte...

Pero vino un pirata y se la llevó.

Pedro Casas Serra

No hay comentarios:

Publicar un comentario