lunes, 16 de marzo de 2015

Ad líbitum I. Memento: La paloma blanca

A Celia Pastor

¡Celia, no quiero que vuele esa paloma blanca!
¡Celia, no le abras la puerta!
¡Celia, no  te vayas!

. . . . . . . . . . . . . . . . . . PedRo:
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .NO temas,
. . . . . . . . .esto no es tan maLo
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .cOmo yo pensaba.
. . . . . . . . . Ya no siento ese Dolor
. . . . . . . . . . . . . . . . . que No me abandonaba,
. . . puedo moverme otra vez lIgera.
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Sé que Sufrís por mí.
. . .  . . . . . . .No debéis haceRlo,
. . . . . . . . . . . . . . . . . . estOy bien.
. . . . . . . . . . .A mí también Me preocupaba dejaros solos,
. . . . . . pero confío en vuestrA fortaleza
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Y en que
. . . . . . . . . . . . . . . . . . de Algo os habrá servido
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Haberme conocido.
. . .¡Os deseo tanta felicidad cOmo vosotros a mí!
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . UN beso.

Pedro Casas.

2 comentarios:

  1. Triste pero hermosísimo poema, con este acróstico engarzado en medio de los versos que deja patente una sentencia bien cierta.
    Me ha encantado. Felicidades.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Candela, celebro que te haya gustado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar