martes, 10 de marzo de 2015

Ad líbitum I. Memento: Hablando con Salvador Espriu en el cementerio de Sinera (fragmento)

“Te dejo
el sepulcro vastísimo
que fue tierra de los padres”

Salvador Espriu
(Cementerio de Sinera, XXVI)


Cual serpiente que pierde piel a trozos
he perdido la vida,
y al tener la paciencia de guardarlos
desde un álbum me miran.
Son sonrisas antiguas de personas
que amaba y me querían,
y que si estoy cansado y harto y triste
me traen la alegría.

Pedro Casas Serra

2 comentarios:

  1. Te encuentro melancólico, Pedro, pero de una afinada sensibilidad poética.Estos poemas breves, trasmiten emoción y fidelidad a quienes amaste y te amaron.
    Me ha gustado mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Agradezco mucho tus palabras, Fany.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar