sábado, 14 de marzo de 2015

Ad líbitum I. Memento: ¡Cómo corríamos!

A mi perra, Daira

-Vengo a verte en tus sueños
porque te quiero.

-¡Qué felices fuimos, Daira,
por los bosques y ríos!
¡Cómo corríamos!

Pedro Casas Serra

4 comentarios:

  1. Pedro, emotivos recuerdos anudados en poéticas palabras para un ser que te marcó con su cariño y compañía. ¿Quién más fiel que un perro?
    Por cierto, ¿es posible obtener tu poemario de alguna forma?

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Con esta perra viví los momentos más felices de mi vida, Candela. Del poemario hice una edición limitada para el Encuentro de Aires de Libertad de Madrid y está agotada. Lo voy a ir publicando aquí y también lo publicaré en bubok en libre disposición. Cuando lo haga te aviso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Maravilloso poema. Este sentir está lleno de emoción.Algo cotidiano y sencillo que te llena el alma de poesía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tus bonitas palabras, Fany.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar