jueves, 26 de marzo de 2015

Ad líbitum I. Memento: A Lil Milagro Ramirez

tenías 19 años
y querías ir a París...
pero también querías a tu madre,
mucho,
querías campos y hermanos,
abuelos, amigos, compañeros,
casa y pueblo;
este país pequeño (El Salvador)
al que tanto querías.*

Querías la paz
-decías-
pero cogiste un fusil;
el hambre te sacó de tu casa,
el hambre, el abuso y la injusticia;
eras muy joven para morir
pero no le temías a la muerte;
el mundo tenía que cambiar,
tenías que cambiarlo;
no fuiste ya esposa
ni fuiste madre;
tus hijos son todos los niños,
tu esposo todos los hombres,
tus hermanas todas las mujeres;
por ellos luchaste,
te capturaron,
torturaron
y asesinaron;
tu puesto está entre las estrellas.

Es tu sangre,
que todo lo purifica,
que todo lo dignifica;
no hay río que la encauce
ni dique que la contenga;
corre por las calles,
penetra en las casas
y escribe estos versos.

Pedro Casas Serr

** Lil Milagro Ramírez: “Yo quiero ir a París y “Este pequeño país”, del libro Del hombre, del tiempo y del amor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario