viernes, 23 de julio de 2010

Volver a empezar

No es posible volver a empezar
ni recorrer otra vez el camino,
todo ha cambiado,
y los ojos no pueden recuperar
esa mirada clara que infunde la ilusión.

Eras descubridor,
caminabas con porte seguro,
sabías lo que eras, a donde ibas,
los nombres de las cosas
y el espacio que habías recorrido.

Luego, todo se hundió,
perdiste la inocencia que te hacía gustarte,
la que simplifica todo
ahorrándote tiempo
y permitiéndote avanzar un paso tras de otro.

Todo es ahora más difícil
en que hay que volver a bautizar las cosas:
probar de nuevo el pan,
beber el agua, ensayar la sonrisa...
para luego quizás volver a utilizarlas.

La confianza es la base de la vida
y sobre ella avanzamos,
pero... ¿qué pasa
si hay que aprender de nuevo cada cosa
y aprendernos a nosotros mismos?

¿Qué pasa cuando el mundo
nos salta en mil pedazos?
¿Cómo, después,
podemos reengancharnos
y tener confianza en no ser devorados?

Al margen, es difícil ser feliz,
pero entrar cuesta mucho
cuando has salido medio muerto.
Porque no sabes que te llama
y que debes hacer.

Pedro Casas Serra (07-05-1991)

No hay comentarios:

Publicar un comentario