martes, 6 de julio de 2010

El río

Déjame ser como un río
de los que nacen cantando,
de los que oradan las rocas,
de los que parten los valles,
de los que besan los árboles:
como un río.

Déjame ser como un río
sin controlar mis venidas
ni aprovechar mi corriente,
sin secar mi caudal firme
ni desviar mi curso incierto:
como un río.

Déjame ser como un río
y dejaré que te bañes
en mis hoyos más profundos,
que sacies tu sed conmigo,
que te acuestes en mi orilla,
que laves tus pies, cansado,
después de seguirme un trecho:
como un río.

Déjame ser como un río,
como un río vierte su agua
hasta abocar en el mar.

Pedro Casas Serra (1987)


O rio

Deixa-me ser como um rio
dos que nascem cantando,
dos que perfuran as rochas,
dos que cortam os vales,
dos que beijam as árvores:
como um rio.

Deixa-me ser como um rio
sem controlar minhas vindas
nem aproveitar minha corrente,
sem secar meu caudal firme
nem desviar meu curso incerto:
como um rio.

Deixa-me ser como um rio
e deixarei que te banhes
em minhas covas mais profundas,
que sacies tua sede comigo,
que te deites em minha margem,
que laves teus pés, cansado,
depois de me seguires um trecho:
como um rio.

Deixa-me ser como um rio,
como um rio verte sua água
até desaguar no mar.

(traducción de Maria Lua)

No hay comentarios:

Publicar un comentario