miércoles, 14 de julio de 2010

El circo

Esta noche he soñado con ella,
he soñado que abría la caravana
y me llamaba,
que su voz, inconfundible,
alegre me decía:
"Pedro, he venido
porque temía que te olvidaras
de las entradas
que compré para el circo".
He soñado que me despertaba
y que abría los ojos incrédulo,
que parpadeando la miraba
y que estaba allí,
con su expresión juguetona,
y que sus pezones oscuros me apuntaban.
Entonces, he soñado que soñaba...
y me he puesto a llorar.

Pedro Casas Serra (10-1990)

2 comentarios:

  1. Entonces, he soñado que soñaba...
    y me he puesto a llorar.

    Emocionante y muy
    lindo tu poema...
    El final es precioso!
    Un beso, querido amigo
    Pedro
    Maria Lua

    ResponderEliminar
  2. Gracias, María, por dejarme tus palabras y afecto.

    Un abrazo.
    Pedro

    ResponderEliminar