lunes, 26 de julio de 2010

Canción de cuna del duende de la fuente

Niña, no bebas, no,
no bebas de la fuente de la devesa,
que en su interior un duende, de alma traviesa,
al beber de su caño, te tiene presa.

Niña, más vale, sí,
más vale de la charca el agua espesa,
que la clara del caño de la devesa,
que es su clara apariencia, falsa promesa.

Niña, tu madre atiende,
tu madre que a sus brazos te acuna y besa,
que nueve meses hace, de ardor posesa,
fresca bebió del agua del dulce caño de la devesa.

Pedro Casas Serra (26-07-2000)

2 comentarios:

  1. Niña, no bebas, no,
    no bebas de la fuente de la devesa,
    que en su interior un duende, de alma traviesa,
    al beber de su caño, te tiene presa.


    Me acuerdo de ese seductor
    duende de la fuente!
    Me encanta tu poema!
    Un beso, querido
    amigo Pedro
    Maria Lua

    ResponderEliminar
  2. Es un duende travieso. Gracias, Maria, celebro que te guste.

    Un abrazo.
    Pedro

    ResponderEliminar