domingo, 22 de junio de 2014

Quisiera ser la sangre que camina...

Quisiera ser la sangre que camina
por tu cuerpo, corriente que te llena,
savia que derrapando en cada esquina,
se desparrama alegre por tu vena.

Quisiera ser la piel que se ilumina
al mirarme, paraguas de tu pena,
cobijo de tu carne, cual pechina
blanca en la noche y a la luz morena.

Quisiera ser, en fin, tu cobertura,
tu relleno de miel, leche en tu cazo,
el licor que te inunde, estrecho abrazo,

rodearte de amores tu cintura,
de mazapán henchirte hasta los huesos,
para después comerte todo a besos.

Pedro Casas Serra (28-04-2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario