sábado, 28 de junio de 2014

Aforismos

Aforismos (Del lat. aphorismus, y este del gr. ἀφορισμός). 1. m. Sentencia breve y doctrinal que se propone como regla en alguna ciencia o arte. (DRAE)


Como la mariposa,
así el amor también muere
si se acerca demasiado
a la llama que lo inspira.

***

El desamor es como una carga explosiva arrojada al mar.
Al instante su superficie se cubre de peces muertos
pero en su interior la vida empieza a regenerarse.

***

Necesito un hombre con el cerebro de un gato, el corazón de un león y el sexo de un perro.

***

Sólo vivo si estoy enamorado

***

Mis manos te acarician.
hoy
son mis palabras de amor.

***

Cuando la llama se apaga,
mientras la oscuridad reina,
sólo el alma vé.

***

¡He perdido el libro que te dejé, Celia!
Dijiste que lo leerías cuando te encontraras mejor...
¿Qué importa el libro que quedó sobre tu mesa!

***

En cada amanecer sonríe el día,
igual que una mujer, lleva la vida.
No desees saber cuánta alegría,
sin nada merecer, está escondida.

***

¡Tengo frío! ¿Por qué la luna ríe?
¡Tanto tiempo! Diviso un promontorio...
¡Ya he llegado!

***

Yo soy un hombre que camina:
no importa donde voy ni de donde vengo
porque al caminar modifico el mundo.

***

-¡Qué felices fuimos, Daira,
por los bosques y ríos!
¡Cómo corríamos!

***

Abre los oídos al canto de los pájaros.
Muro cubierto de velo de felicidad.
Olla bullente de signos encontrados.
Roto corazón pesado en la balanza.

***

La cama no prohíbe ni escribe ni hace un hijo,
con sólo cuatro patas te aísla de la vida:
cierra el interruptor, sumérgete en el sueño.

***

Mi vida: un caramelo a medio chupar.

***

¡Si pudiera volver a sus entrañas!
¡Si pudiera alojarme en su útero!
¡Si pudiera... lo haría!

***

¡Aquellos cielos!
¡Aquellas montañas!
¡Aquellos ríos!

***

Quiéreme más, cuando menos.
Quiéreme menos, cuando más.

***

Llegará el verano, con sus sonrisas azules
y el color de sus aguas y sus bicicletas...
Y ya nunca se irá.

***

Tras el amor, el corazón dormido,
el alma pajarea hacia el olvido.

***

La poesía es un grito,
pero hay quien grita porque le han pisado un callo
y hay quien grita porque le han matado un hijo.

***

Libros: ligeros transportes de cultura.

***

Un muerto
no tiene nombre, ni tiene casa, ni tiene coche.

***

¡Llévame al campo de espigas en verano, amor!
¡Amor, llévame al campo de espigas de la mano!

***

Si como muerto deja el amor saciado,
quiéreme más, amor, mata a tu amado.

***

Yo quiero ir al cielo de los animales buenos.

***

Somos dos cuerpos que se abrazan:
mientras sigamos abrazados, seguiremos vivos,
si nos separamos, nos disolveremos en el vacío.

***

Sábado en la mañana,
bajo las sábanas
aguardo tu regalo.

***

Este poema tiene tres versos...
Los dos primeros los eché al mar
y el tercero lo guardo para cuando tu llegues.

***

Tac-tac-tac-tac...
gotas en la persiana.
De nuevo, sueños.

***

Desde el sótano tapiado
de mi verde corazón,
oigo el grito de un muchacho.

***

Que mi último verso
sea como el primero:
un balbuceo.

Pedro Casas Serra (22-10-2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario