martes, 3 de junio de 2014

Hablando con Salvador Espriu en el cementerio de Sinera II

“¡Qué pequeña patria
rodea el cementerio!
Esta mar, Sinera,
colinas de pinos y de vides,
polvo de torrenteras. No quiero
nada más, salvo la sombra
viajera de una nube.
El lento recuerdo de los días
que pasaron por siempre.”
Salvador Espriu (Cementiri de Sinera
SALVADOR ESPRIU ("Cementiri de Sinera", II, 1946)
(Versión de Pedro Casas Serra)



¿Cómo haré para enganchar los trozos
desmenuzados, dispersos por la sala?
Esta mañana, se me ha roto la vida.
Corría tan aprisa, que no he visto
el jabón en el suelo, he resbalado, y ¡ay!,
me cayó de las manos. Así pasó.
No sé que hacer. Observo los trocitos,
desesperado. Querría reunirlos.
¡Son tantos! Y me veo pequeño en cada uno.

Pedro Casas Serra (03-2013)


*


PARLANT AMB SALVADOR ESPRIU
AL CEMENTIRI DE SINERA


II

“Quina petita pàtria
encercla el cementiri!
Aquesta mar, Sinera,
turons de pins i vinya,
pols de rials. No estimo
res més, excepte l’ombra
viatgera d’un núvol.
El lent record dels dies
que són passats per sempre.”
SALVADOR ESPRIU ("Cementiri de Sinera", II, 1946)


Com ho faré per enganxar els pedaços
esmicolats, esparsos per la cambra?
Aquest matí se m'ha trencat la vida.
Corria tan de presa, que no he vist
el sabó a terra, he relliscat, i ai!
m'ha caigut de les mans. Així ha passat.
I ara no sé que fer. Miro els trossets,
desesperat. Voldria rejuntarlos.
Són tants! I a cada un em veig petit.

Pere Casas Serra (03-2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario