sábado, 24 de mayo de 2014

Un libro de Gabriel Celaya

Cruzaba por un puente, cuando éste cayó. Nunca los encontraron, quizás habían pasado.

Dormía junto a mí. Entre los dos, un niño. Quise alcanzarla, pero ya no estaba.

Cuatro veces cuatro, dieciséis, y cuatro, veinte, y así, hasta ochenta, y tú escribiendo.

Pero aún nos queda el sol, el aire, y junto al camino, un libro de Gabriel Celaya.

Pedro Casas Serra (21-04-2012)

No hay comentarios:

Publicar un comentario