miércoles, 14 de mayo de 2014

Recado para Walter

A Walter Faila

Quisiera aletas como brazos
y cola como pies.
Como un delfín,
correría los mares
de una orilla a la otra
y al verte, lanzaría mi grito,
ese que sólo entienden los delfines
que como tú, como yo, como otros,
surcamos los mares de la libertad.

Aire al aire, luz a la luz,
tierra a la tierra
devolvemos las horas a los versos.
Nos perseguimos
salidos de teselas y mosaicos
desde Barcino hasta Buenos Aires,
como niños traviesos
que llegan a la playa
el primer día de verano.

¡Somos libres!
¡Somos peces que han dejado su acuario!
Y volamos cogidos de la manos
-de las aletas-
por los mares azules
saltando alegremente las olas.
Nos perseguimos
como un grupo de delfines
persigue el horizonte inalcanzable.

Pedro Casas Serra (25-01-2012)

2 comentarios:

  1. Un poema de amistad sincera e intensa a pesar de la distancia.
    Me gustó esta forma de cantar la amistad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Fany. Hoy, afortunadamente, gracias a internet, la amistad se puede desarrollar en la distancia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar