domingo, 10 de noviembre de 2013

¡Esperándote!

No deseo otra cosa sino dormir contigo
para encontrar tu muslo al alargar la mano.
¡Es todo tan difícil!

Son demasiados años de estar durmiendo a solas
perdido en una cama que se me ha vuelto grande.
¡Me falta la costumbre!

Cuántos instantes de placer perdidos
y cuánto gozo desaprovechado.
¡Hundieron mi conciencia en el pecado!

Maté mi alma, y mi cuerpo, liberado,
corre anhelando el abrazo del amigo.
¡Qué dulce es la ilusión!

Vivir es algo más que ver pasar los días,
es meterse hasta el cuello, es zambullirse.
¡Esperándote!

Pedro Casas Serra (27-07-1992)

No hay comentarios:

Publicar un comentario