viernes, 15 de noviembre de 2013

El arco iris

Los suspiros de mi amante
guardé en un frasco
de cristal de Mallorca
color cobalto.

Si me pongo malito
abro la tapa,
pero muy despacito
que se me escapan.

Verdes los de la espera,
los del encuentro rojos,
los del recuerdo son
del color de sus ojos.

Añado mis suspiros
a los que habían,
mis pulmones vacíos,
si aún pudieran, suspirarían.

Y abriendo el frasco,
un arco iris formo en el cielo,
y escrita en él la frase:
¡Cuánto te quiero!

Pedro Casas Serra (29-07-1992)

2 comentarios:

  1. maravilloso..!!!sólo un amor indeleble se puede plasmar así y me llegó al alma, así he guardado un arco riis,...un abrazo Pedro...

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Alicia. ¡Bienvenida a mi blog!

    Un abrazo

    ResponderEliminar