sábado, 30 de noviembre de 2013

Cuando las hojas alfombran los paseos...

Cuando las hojas alfombran los paseos
y en los parterres no hay más flores
que alguna medio muerta en las adelfas;
cuando las copas de los árboles
amarillean y empiezan a enseñar las ramas
cual muñones desnudos; cuando palomas
y cotorras se reflejan en el cielo
como en un espejo de plata bruñida;
cuando ves a la gente enfundarse el jersey
y cambiar sus sandalias por zapatos...
entonces, puedes decir que se acabó el verano.

Pedro Casas Serra (08-10-1992)

2 comentarios:

  1. Me gusta esta descripción del paisaje paralelo al pasar del tiempo que pintas con acertado lirismo.
    Me sorprendiste al final, con esa fría sentencia.Te confieso que esperaba algo más romántico, a no ser que en la constatación de que el verano se acaba,esté implícita la idea de que se acaban también los juegos y relación con los amigos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. La poesía no tiene porque buscar la trascendencia, Fany, es una simple constatación.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar