viernes, 1 de noviembre de 2013

El océano de la soledad

He naufragado
y voy a la deriva
por el océano
de la soledad.

¡Quién encontrara
una tabla amiga
a la que asirse
para descansar!

Unido a ella
quizás alcanzaría
la tierra
de la compañía.

Donde todo animal
tiene pareja
y todo pájaro
hace su nido.

Pedro Casas Serra (26-06-1992)

2 comentarios:

  1. Bueno, menos mal que la fecha en que está escrito este poema, me hace suponer que ya has superado ese bache. Y admiro el que muestres esas cicatrices del alma. Señal de que cerraron ya esas heridas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Fany, así es. El tiempo, o te mata o te cura. Gracias.

      Un abrazo.
      Pedro

      Eliminar