sábado, 14 de agosto de 2010

Platero

¡Platero!, ¡Platerillo!, ¡Platerete!,
le decía Juan Ramón con voz muy queda,
y él le respondía
rebuznando suavemente.

En su alforja derecha
llevaba flores rojas
y en la izquierda azules,
en su cabeza un sombrero
y en el cuello cascabeles.

Calló la voz de Juan Ramón,
pero resuenan aún de Platero los cascabeles.

Pedro Casas Serra (11-1991)

8 comentarios:

  1. Qué dulce, qué
    lindo, amigo Pedro!
    Creo que voy a leer
    de nuevo Platero y yo...
    Besos
    Maria Lua

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno.
    Un precioso homenaje.
    Me ha encantado.

    Una abraçada.
    Joan

    ResponderEliminar
  3. Lo sencillo es lo que está más cerca de lo bello, Maria, por eso quedamos prendados al leer "Platero y yo" de Juan Ramón Jiménez.

    Un fuerte abrazo.
    Pedro

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Joan, por pasar por aquí. No sé de donde sacó Juan Ramón Jiménez el nombre de "Platero", ¿sería por "plata" (el color) o por "plato" (en burros llevaban los vendedores de loza su mercancía)?

    Una abraçada.
    Pere

    ResponderEliminar
  5. Lo sencillo es lo que está más cerca de lo bello.....

    Me quedo a seguirte , lo sencillo es lo que atrapa el Alma

    Un saludo desde mi Blogg333

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Patricia, por tus amables palabras.

    Un abrazo.
    Pedro

    ResponderEliminar
  7. Muy sano eso de volver a leer Platero y Yo, es decir, cosas realmente vivificantes. Te felicito. Jotacet= Julio César Tagle

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Julio, por tu visita. Celebro que compartamos gustos.

    Un abrazo.
    Pedro

    ResponderEliminar