lunes, 10 de mayo de 2010

Instante

Ha llegado el tiempo
de tumbarse al sol,
de notar su calor
y de ver pasar las nubes.
Hay un fondo de trinos
que acompaña
y pasear es dulce en compañía.
Ayer llovió,
las calles éstán limpias
y la hierba es más verde.
Sentado en un banco,
veo pasar personas
y las hojas que arrastra el aire.
Las parejas se tumban en la hierba,
los niños juegan,
el tiempo pasa despacio,
y,
si fuera posible
quisiéramos detenerlo para siempre.

Pedro Casas Serra (10-05-1991)

2 comentarios:

  1. el tiempo pasa despacio,
    y,
    si fuera posible...
    quisiéramos detenerlo para siempre.

    Bello poema!
    Fotografía del instante...
    con aires "zen"...
    Es una meditación...
    Me gustó mucuo, querido
    amigo Pedro...
    Besos
    Beijos
    Maria Lua

    ResponderEliminar
  2. Hay momentos de plenitud, de dicha, que uno quisiera retener. Gracias por tus palabras, María. Un fuerte abrazo. Pedro.

    ResponderEliminar