sábado, 18 de abril de 2015

Ad líbitum III. Gaudium: Cocó, mi amigo y yo

El sol salió, -hoy por primera vez-,
tras de cuarenta días de tormenta;
en el inmenso mar, moverse lenta,
hemos visto la forma de un gran pez.

Tal era nuestra angustia y escasez
que, tumbados al sol que más calienta,
la tarde se pasó sin darnos cuenta,
sin llevar por vestido ni un mal fez.

Mañana nos espera un nuevo día
en que, a bordo de frágil almadía,
-solo resto del mundo que quedó-,

llegaremos a ver una bahía
de un lugar, que no sea fantasía,
donde vivir Cocó, mi amigo y yo.

Pedro Casas Serra

No hay comentarios:

Publicar un comentario