martes, 11 de octubre de 2016

La luna

Como la luna
nuestro cariño crece,
y luego disminuye
y desaparece.

Hijo soy de la luna,
enamorado
de una estrella profunda,
de un gran lago.

A la luz de la luna,
poseerte,
y con su suave manto,
envolverte.

Te bañaré en la luna,
amado mío,
aclararé tu piel
con el rocío.

Con la luna me asomo
a tu ventana,
y con la luna llego
hasta tu cama.

Con la luna recorro
tu figura,
y con la luna admiro
tu hermosura.

Con la luna te baño
de luz plateada,
y te impregno de esencia
enamorada.

Amor lunar,
emergiendo de un pozo,
de aguas profundas,
para nuestro gozo.

Pedro Casas Serra

No hay comentarios:

Publicar un comentario