miércoles, 5 de octubre de 2016

Atleta

Atleta, triunfador
de los juegos olímpicos,
has sido coronado
de olivo de victoria;
te sientes muy cansado,
pero a la vez contento,
porque ante multitud
de propios y de extraños,
enfrentado con otros,
has vencido en la lid;
porque tu gentilicio
será gravado en piedra
y harán una escultura
de tu arrogante cuerpo;
porque ante ti se abren
largos días de gloria,
fortuna y agasajos,
en los que serás huésped
en la casa, en la mesa,
y también en la cama,
de aquellos más ilustres
de tu bella ciudad.
¡Gloria a ti, atleta!

Pedro Casas Serra

No hay comentarios:

Publicar un comentario