miércoles, 6 de octubre de 2010

No para mí

Cardos que en el verano azuleáis
dando a la tierra un corazón marino,
senderos que orilláis con oro fino
los bosques que las hojas alfombráis,

corrientes que las aguas escanciáis
formando con las piedras concertino,
y osadas, con impulso repentino,
las plantas que encontráis, besando váis,

flores que os ofrecéis y enamoráis,
pájaros que endulzáis con vuestro trino
los cielos que en bandadas ocultáis,

aunque no os crucéis hoy en mi camino,
bellezas tantas que en el mundo obráis,
sé que seguís ahí (o me imagino).

Pedro Casas Serra (12-02-2007)

2 comentarios:

  1. Bello y original soneto,
    con esas rimas en áis/ ino...
    Me gusta mucho, querido
    amigo Pedro...
    Un beso
    Maria Lua

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que te guste, Maria. Gracias.

    Un abrazo.
    Pedro

    ResponderEliminar