domingo, 20 de abril de 2014

Hoy, al despertar

Se acerca el tiempo
en que se apagan los relojes
y una jauría de pájaros
anuncia tu llegada.

Mi alma espera anhelante,
Amor, tu compañía.

Si la alta torre descendiera
al prado y en el cielo
galoparan las estrellas,
no hallarían mi cuerpo
entre suspiros, como lo hace,
Amor, este momento.

Las nubes se disipan en el techo
al soplo de un viento de esperanza,
y el secreter y el armario,
agazapados, se despiertan
de su sueño y ríen con los cuadros
de colores que salen de sus marcos.
Hoy es fiesta.

Y en la ventana cerrada, veo el mar
que rompe con fuerza los batientes,
y lejana, una nave que se acerca.

Y algo me dice, Amor,
que tú vienes en ella.

Pedro Casas Serra (30-07-2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario