jueves, 17 de abril de 2014

Al comenzar el día

Al comenzar el día,
cuando es muy pronto aún por la mañana,
veo con alegría,
cruzando la persiana,
como se cuela sol por mi ventana.

Y si un día no llega,
si mi aposento sigue en la negrura,
me invade un ansia ciega,
una querencia oscura
de liberar al sol de su armadura.

Pedro Casas Serra (20-05-2011)

2 comentarios:

  1. Precioso poema.
    Me gusta el ansia de "liberar al sol de su armadura".¡Muy bueno!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gust6ado, Fany.
      Un abrazo.
      Pedro

      Eliminar