sábado, 11 de enero de 2014

Quisieras refugiarte en el útero materno...

Quisieras refugiarte en el útero materno
pero no cabes;
tu madre no es tu madre ya,
es otra hija,
como tú hija de la tierra-madre.
En esa madre has de buscar consuelo:
en sus palabras
escritas con las nubes en el cielo,
en sus montañas
que te dan fuerza para salvar obstáculos,
en sus aguas
que llenan tus vacíos.
De sus frutos te alimentas y vistes,
así te da su amor,
es su manera de decir te quiero.

Pedro Casas Serra (09-11-2000)

No hay comentarios:

Publicar un comentario