sábado, 4 de febrero de 2017

Poética

Mi poesía es una poesía de la ausencia. Canta lo que no tengo -lo que anhelo y lo que he perdido- la fugacidad de las cosas y su gratuidad, el dolor y la dificultad para entender y hacerse entender, la necesidad de amar y los intentos por conseguirlo. Da la palabra a mis sentimientos, casi siempre de pérdida y de duelo; a la recreación del pasado o a la imaginación del futuro como escapatorias del presente. Quiere ser un consuelo para los sentidos y describe el placer, vivido o soñado, haciendo de la palabra un instrumento a la vez amatorio y masturbatorio, que exalta y deprime y que sirve de válvula de expresión. Melancólica, a veces levemente irónica, tierna, quiere ser musical, pretende ser sintética, describir las sensaciones ante la belleza física e interior mediante imágenes sencillas y palabras comprensibles; se dirige casi siempre a mi mismo, a veces a través de un interlocutor real o imaginario; busca calmar el dolor, desahogar la angustia, elevar sobre lo desagradable.

Pedro Casas Serra

No hay comentarios:

Publicar un comentario